Ambos perritos habían escapado de casa para jugar y tener una tarde de aventuras, pero todo se complicó.

La gran mayoría de los perritos aman las aventuras, por eso cada vez que sus dueños los llevan de paseo lo disfrutan al máximo. Sin embargo hay algunos que son más extremos y quieren aventuras más riesgosas, sin ningún tipo de supervisión.

Como estos perritos, que no contentos con los paseos diarios con su dueña, aprovecharon una emergencia médica que ella tuvo para escapar de casa. Todo parecía indicar que sería la aventura de sus vidas en el bosque, hasta que uno de ellos se accidentó.

Resulta que los cachorros se adentraron en el bosque para una tarde de diversión, pero durante la exploración, Anabella se deslizó por un barranco y quedó atascada entre las ramas de un enorme árbol caído.

Youtube @CBS Boston

Jacques, intentando darle apoyo y calor, se mantuvo a su lado durante la noche nevada y tan pronto salió el sol, recorrió el bosque buscando ayuda… pero como no encontraba a nadie, debió recurrir al vecindario más cercano.

Afortunadamente la primera persona con la que se encontró fue un oficial de policía, quien notó al frenético perrito ladrándole desesperado, como intentando que le prestara atención. Entonces, Jacques corrió hasta el bosque y se detuvo allí sin parar de ladrar.

Youtube @CBS Boston

Era evidente que intentaba que lo siguiera.

Youtube @CBS Boston

El oficial sintió que algo estaba mal y siguió al perro hacia donde lo llevaba. Entonces, descubrió a la pequeña Anabelle atrapada en unas ramas y al borde de caer al río helado, que estaba solo a un metro debajo de ella.

Youtube @CBS Boston

Enseguida comenzó el improvisado rescate que puso a salvo a la perrita y luego ambas mascotas fueron devueltas a su casa. Todo gracias al coraje y amor de Jacques por su fiel amiga.

Puede interesarte