Por Daniela Morano
11 junio, 2019

El día que se lo llevaron persiguió al patrullero hasta la comisaría, y desde entonces no se ha ido.

Los perros son conocidos como «el mejor amigo del hombre» desde hace siglos. Son el fiel compañero que toda persona querría tener a su lado, dispuesto a todo por su amo. Y así lo ha demostrado Sheila, una perrita de Buenos Aires, Argentina, que hace más de un año espera volver a ver a su dueño.

Este se encuentra detenido por asalto calificado, y fue condenado a tres años y medio en prisión preventiva. Sheila sabe, aunque no entiende porqué, que su amo se encuentra adentro de la Comisaría Departamental, y es allí donde debe quedarse a esperarlo.

La Arena

«El día en que hicimos el procedimiento y los trajimos a la dependencia, al rato Sheila se presentó ya nunca se fue. Creemos que debe haber seguido al patrullero», dijo el subcomisario Juan José Martiní al medio local La Arena.

Los oficiales de la comisaría admiten que le han «tomado mucho cariño» a Sheila y que le han dado libre acceso al lugar. Incluso duerme adentro cuando quiere, como en días lluviosos o que hace más frío de lo normal.

iStock

«Acá todos la atienden y la cuidan, le dan comida y agua. Como muestra del cariño que se ganó, hace un tiempo otro perro la atacó y la lastimó bastante. Enseguida el personal la llevó a una veterinaria  donde la curaron y estuvo 15 días internada. Nosotros cubrimos todos los gastos».

Esperemos que Sheila pueda seguir conviviendo con los oficiales de la comisaría mientras espera a su querido dueño, quien aún tiene bastante tiempo por cumplir allí adentro.

Puede interesarte