Por Moisés Valenzuela
30 noviembre, 2018

No pierde la esperanza de volver a encontrarse con su amiga.

A principios de noviembre, Tennessee se vio golpeado por numerosos tornados que devastaron todo a su paso. Casas y ciudades enteras se vieron afectadas: algunas construcciones sencillamente desaparecieron.

Angie Walker era una profesora de psicología que vivía junto a su esposo y sus dos hijos. Desafortunadamente, su casa fue una de las que fue removida desde sus cimientos.

Inside Edition

Tristemente Angie no sobrevivió. Ella y toda su familia fueron trasladados al hospital más cercano con heridas graves, y sólo sus pequeños y su marido lograron recuperarse.

La familia quedó devastada. Una muerte tan repentina golpea a cualquiera. Uno de los más afectados, y quien se rehúsa a aceptar que su dueña ya no esté, es Buddy, el perro de la familia.

Inside Edition

Desconcertado por los fuertes vientos, el cachorro salió de casa para poder refugiarse. Cuando notó que todo estaba en calma volvió. Pero a su regreso, no quedaba nada.

Husmeando en el lugar que solía estar su casa, reporteros lo captaron buscando por todas partes, como si algo le faltara. Entre las ruinas, él sólo quería encontrar a Angie.

Sin embargo, jamás la encontró.

Inside Edition

Afortunadamente, una amiga de la familia decidió ir a buscarlo y llevarlo con ella. Le daría un nuevo hogar y lo cuidaría por su amiga que ya no podrá hacerlo.

Inside Edition

Según la mujer, Buddy se ha acostumbrado a estar con ellos y se preocupan de darle todo el cariño y el afecto que necesita; sin embargo, reconoce que el perro extraña a su familia. De alguna forma logra sentir la pérdida de Angie y probablemente jamás deje de esperar por verla nuevamente.

A pesar de lo triste que es la separación, la lealtad y el profundo amor que los caninos desarrollan hacia sus dueños es maravilloso. Probablemente Buddy nunca entenderá porque su dueña ya no está, pero vivirá siempre con la esperanza de encontrarla una vez más.

Inside Edition

Puede interesarte