Por Ignacia Godoy
21 diciembre, 2016

No podía hacer nada porque todo le pesaba mucho.

Su dueño no tenía otra opción que dejarlos a la suerte a él y a su compañero gatuno. El hombre ya tenía edad muy avanzada y comenzó a sufrir de alzheimer, no recordaba las cosas y menos darle alimento a sus dos gatos. Por eso es que fue internado en un hogar de ancianos.

El problema fue que dejó a sus dos animales en la casa y nadie sabía que existían. Hasta que un vecino recordó que este señor tenía gatos en su hogar, así que fue a mirar si eso seguía siendo así o si ambos estaban abandonados en esa casa.

Animal Rescue League Shelter & Wildlife Center

Cuando entró, encontró a uno de ellos y pensó que solo era ese. Sin embargo, recordó que había otro, Hidey. Con la ayuda de un refugio de animales, se lo llevaron. Estaba completamente inmovilizado, hace años que no lo habían cuidado, peinado o cortado el pelo por lo tanto tenía una cantidad muy grande de rastas en todo su cuerpo.

Animal Rescue League Shelter & Wildlife Center

En la veterinaria tuvieron que anestesiar completo a Hidey para que no sintiera nada de dolor al momento que le cortaran su cabello.

Animal Rescue League Shelter & Wildlife Center

Ahora disfruta de su movilidad y puede hacer todo lo que quiera. El refugio, Animal Rescue League and Wildlife Shelter, además dio énfasis en que no solo hay que cuidar de los mayores en tu comunidad, sino que también de los animales, según The Dodo.

Animal Rescue League Shelter & Wildlife Center

¿Qué te parece esta historia? ¿Fue un final feliz?

Puede interesarte