Por Constanza Suárez
13 enero, 2020

El dueño de Bucky fue arrestado y enfrenta cargos por maltrato animal.

Los perritos solo merecen amor y más amor. Pero lamentablemente, en muchas ocasiones solo consiguen lo opuesto: mucha violencia y abusos de parte de sus dueños. La desconsideración y crueldad de sus actos a veces no tienen límites.

Unsplash

Hace un mes, Bucky, un pastor australiano de tres años, fue encontrado gravemente herido por dos personas en Oregon, Estados Unidos. Lo llevaron a la Clínica de Especialidad y Emergencia Veterinaria de Bend, donde los médicos descubrieron que le habían disparado cuatro veces en la cabeza y los hombros.

Milagrosamente, Bucky sobrevivió a sus heridas y comenzó a recuperarse tras someterse a una cirugía. 

Humane Society of Oregon

Su dueño, que no ha sido identificado, fue arrestado y acusado de maltrato animal en primer grado, informó Fox12.

Karen Burns, de la Sociedad Protectora de Animales del Centro de Oregón, contó que Bucky está listo para ser reubicado, pero solo puede vivir con adultos debido al abuso que sufrió. Aún tiene mucho miedo. 

Humane Society of Oregon

“El futuro de Bucky debe ser un hogar solo para adultos debido a su historia pasada y su angustiosa experiencia. «Su nueva familia debería tener experiencia en adiestramiento canino y modificación del comportamiento”, dijo según consignó Metro. 

La organización ya se ha comunicado con algunas familias interesadas en adoptar a Bucky, incluso les han pedido que completen la documentación correspondiente.

Humane Society of Oregon

¡Un nuevo comienzo para el lindo Bucky!

 

 

Puede interesarte