Por Constanza Suárez
11 enero, 2019

Con la compañía de su nueva dueña y un equipo médico, de a poco Brutus se acostumbró a sus prótesis. Ahora hace todo lo que quiere.

Las segundas oportunidades vienen en muchas formas. Y para un Rottweiler llamado Brutus, el destino le permitió caminar hacia una nueva vida: pasos que no serían posibles sin prótesis.

Siendo un cachorro, Brutus deambulaba por las calles mientras la temperatura era tan baja, que congelaba a cualquiera. Y eso fue precisamente lo que le pasó. Sus cuatro patas quedaron totalmente entumecidas por el frío. Cuando su dueño se dio cuenta, intentó una amputación fallida en su casa, dejando al pequeño mutilado e incapaz de caminar.

No hay mucha vida para un Rottweiler sin piernas que solo anhelaba correr y jugar.

 Better Paws for Brutus

Cuando el perrito cumplió dos años de edad, su familia adoptiva recaudó suficiente dinero a través de un sitio de recaudación de fondos en línea para pagar la cirugía correctiva de sus patas, pero obtuvo algo totalmente mejor: recibió patas protésicas con las que podría aprender a caminar de nuevo.

La cirugía eliminó fragmentos de hueso, garras y dos dedos restantes de la amputación fallida que sufrió.

 Better Paws for Brutus

Las “nuevas’ patas” de Brutus están diseñadas con la misma tecnología que se utiliza para la de los humanos. Las prótesis de OrthoPets, con sede en Denver, tienen tres propósitos: proteger y hacer que las extremidades de Brutus sean más cómodas, apoyar sus piernas colapsadas al frente y realinear cada pierna a la misma longitud.

En un principio fue difícil para Brutus, puesto que no sabía qué eran esas cosas que ahora tenía en sus patas. Pero su dueña se encargó de ponérselas con amor a diario para que avanzara. Aún así el perro se cansaba mucho durante sus entrenamientos y sus músculos no resistían.

 Better Paws for Brutus

Pero no estaban dispuestos a rendirse, así que siguieron en la aventura hasta que de a poco, Brutus adquirió fuerza necesaria para mantenerse y caminar por su cuenta. Su vida dio un giro total, ahora podía correr, jugar y hacer lo que más lo hiciera feliz.

 Better Paws for Brutus

Aún sigue en el camino de la recuperación, pero está mejor que nunca.

De hecho, en su cuenta de Facebook Better Paws For Brutus compartió un video de Brutus disfrutando de un veloz paseo:

Sasha Foster, una terapeuta de rehabilitación canina, trabajó con Brutus en una terapia de caminadora subacuática, actividades de equilibrio, balones de ejercicio y otras terapias de reeducación neuro  con las que lo ha ayudado a adaptarse a sus nuevas extremidades.

“Cuando se mejora la calidad de vida de un perro, se mejora la calidad de vida de toda la familia”, dijo Foster, según USA Today.

Puede interesarte