Por Cristofer García
16 septiembre, 2020

Mili fue encontrada en Buenos Aires, Argentina, donde una organización protectora de animales la ayudó en todo el proceso de cirugías y alimentación.

Una perrita fue encontrada luchando por respirar, cuando yacía sola y desnutrida en una casa abandonada. Nadie se detuvo a ayudarla, excepto una persona que se puso en su lugar y entendió el gran sufrimiento que atravesaba.

Su nombre en Mili y estaba muy enferma antes de iniciar su proceso de recuperación. “!Hola! en mi cuadra hay una casa abandonada y una perra con problemas respiratorios se está quedando ahí, come poco debido a su problema, está muy flaca, no puede ladrar ni caminar por mucho tiempo”, fue el mensaje que recibió la organización Proyecto 4 patas.

Proyecto 4 patas

Este grupo de activistas defensores de  los derechos animales, ubicado en Buenos Aires, Argentina, no dudaron en ir en su rescate.  “Nos llegó esta alerta. No sabemos cuánto tiempo sufrió respirando y esperando que alguien se compadeciera de ella”, informaron en su cuenta en la red social Twitter.

“Así vivía, así respiraba. Estaba en un barrio de bajos recursos de Merlo. Además de la horrible sensación de no poder respirar bien, estaba hambrienta y abandonada. Hace por lo menos dos meses que la pasaba mal. Aunque sufría mucho, como sucede a menudo con los perros en la calle, una caricia era todo para ella”, agregaron.

Proyecto 4 patas

Lo que hicieron fue llevarla al veterinario lo más pronto posible para determinar con claridad cuáles eran sus afectaciones de salud, correspondiente a su mala respiración. “Un problema de este tipo puede ser por una obstrucción, un tumor o alguna otra causa de parálisis. Necesitaba atenderse urgente”.

Proyecto 4 patas

Para ello le practicaron una endoscopía de urgencia, la cual arrojó que la peluda padecía una parálisis laríngea. “No sabemos qué le pasó antes pero su estado era delicadísimo y hace días vomitaba todo lo que comía”, detallaron.

Proyecto 4 patas

Para ello tuvo que ser sometida a una cirugía. Con fortuna todo resultó de la mejor manera y su estado ha mejorado en gran medida. Ya respira mejor y puede comer correctamente. “Le hicimos una traquestomía (una abertura en la garganta para que pueda respirar) y así salió de la cirugía. ¿Se nota que se siente mejor?”, destacaron en la publicación.

Así como sucedió en el caso de Mili, hay cientos de perros viviendo en las calles en las peores condiciones. Unos que nacieron ahí y otros que fueron abandonados. Por ello, esta organización llamó a todos los que tengan la posibilidad a denunciar estas situaciones y actuar.

Proyecto 4 patas

“Cuando ves a un animal en la calle nunca sigas de largo. Sos la diferencia entre la vida o la muerte. Nosotros podemos ayudar pero no tenemos recursos ni manos para ocuparnos de todos ni ojos para enterarnos de todos los casos. Ellos te necesitan a vos”.

Puede interesarte