Por Monserrat Fuentes
25 enero, 2019

Lleva dos años en el refugio y aún nadie quiere adoptarla.

Durante el año 2016, oficiales de control de animales recogieron una mezcla de pit bull de 6 años llamada Lindsy, como creyeron que se trataba de un perro callejero, la llevaron hasta el refugio para animales Babylon en la ciudad de Nueva York. Estuvo allí muy triste durante varias semanas hasta que un niña llamó diciendo que era su mascota.

Ella explicó que Lindsy le pertenecía, pero que antes tenía que preguntar en casa su podían recuperarla, «dijo que tendría que preguntarle a su padre si podían conseguirla», dijo a The Dodo Kristin Siarkowicz, una oficial de control de animales en el Refugio de Animales de Babylon.

Babylon Animal Shelter
Babylon Animal Shelter

Tristemente la ilusión duró muy poco, ya que después de prometer ir por la mascota la familia nunca se presentó y la niña no volvió a llamar. Lindsy fue abandonada.

El personal del refugio creía que la pit bull encontraría otro hogar rápidamente ya que tenía una gran personalidad, «ella es dulce, amable y relajada», dijo Lyndsey Grosjean, una voluntaria, «a ella le encanta jugar a buscar y destrozar juguetes. Le encantan los paseos y las golosinas, y simplemente estar con su gente», agregó.

Babylon Animal Shelter
Babylon Animal Shelter

Pero por alguna razón, nadie ha estado interesado en darle un nuevo hogar y ya lleva dos años viviendo en el refugio. La perrita ahora tiene ocho años de edad y personas de Babylon cree que su tamaña y su edad pueden haber influido en la falta de adoptantes.

«Ella no es un cachorrito lindo», dijo Grosjean, «los más grandes y mayores simplemente no reciben la atención que merecen del público. Además, ahora que ha estado allí durante tanto tiempo, la gente piensa que hay algo malo en ella, cuando no lo hay. Los que llevan mucho tiempo tienen un estigma sobre ellos», afirma con pesar.

Babylon Animal Shelter
Babylon Animal Shelter

Ahora todos los voluntarios están empeñados en encontrarle un hogar a toda costa, asegurando que Lindsy se merece una familia y un lugar seguro para ser feliz.

Puede interesarte