Por Daniela Morano
4 diciembre, 2017

Pensaron que había sido abandonado.

Neil Watson es el dueño de un gato llamado Frodo, y dice tener el corazón roto. Al parecer, Frodo -mejor conocido como Tesco Cat- ha decidido que hay algo más importante que regresar a su hogar y eso es conseguir comida de la tienda de abarrotes, Tesco. Pareciera que el gato se rehusa a alejarse de la tienda que tanto quiere y Neil no encontró otra solución más que darlo en adopción.

Fue su dueño durante 10 años pero hace dos años que cada vez lo veía menos. Los trabajadores de Tesco afirmaron que siempre lo alimentan, incluso después de que Neil dejara estos volantes.

Hull Daily Mail

«Soy un mentiroso compulsivo, por favor no me des de comer,» decía parte del volante.

Incluso la asociación contra la crueldad animal investigó el caso,  pensando que Frodo estaría perdido. Eso hasta que descubrieron que tenía dueño y se lo regresaron. Pero este ya no podía seguir viviendo con el estrés de no saber dónde estaba.

Hull Daily Mail

«Es muy doloroso perderlo. Lo tengo desde que tenía8 semanas así que es un largo tiempo. Tenemos otros cinco gatos pero él siempre fue mi favorito, el único que considero como sólo mío,» dijo a Mirror.

«Ha estado visitando Tesco por casi un año. Es un gato muy simpático, amoroso, y muchos lo quieren. Lo malo de su fama es que ya casi nunca venía a casa, y sólo se quedaba a comer».

Y por mucho que intentó que la tienda dejara de alimentarlo, no se detuvieron.

La asociación de caridad lo ayudaron a encontrar un nuevo hogar fuera del área, ya que corre peligro constante con las lluvias y los coches.

Puede interesarte