Por Alvaro Valenzuela
25 octubre, 2016

Pon atención a la reacción del perro en el emotivo reencuentro.

Rosa estaba conduciendo su trailer por la autopista con sus dos perros cuando, de pronto, el coche perdió una rueda e hizo que volcara. El trágico accidente dejó a uno de sus perros muertos en el lugar. Su otra perra llamada Ily (acrónimo de “I Love You”) salió disparada por el parabrisas y como estaba tan asustada corrió lejos del lugar desapareciendo en el caluroso desierto de Arizona en Estados Unidos.

Las lesiones de Rosa no le permitieron ir en la búsqueda de su perra pero muchos voluntarios de su comunidad unieron esfuerzos para localizarla y rescatarla. Pasaron dos meses y todavía no habían señales de Ily. Muchos asumían que para ese punto ya estaba muerta pero Rose no había perdido la esperanza de que anduviera por ahí. Y entonces sucedió el milagro.

Por dos meses muchos voluntarios estuvieron en el desierto cerca de una jaula con carnada que además tenía un monitor de bebé para ver si había señales de la perra. Finalmente, en la noche número 65, escucharon un ladrido y vieron dos perros en la pantalla. Uno de ellos era Ily y el otro un perro callejero que la había acompañado durante su dura travesía.

La perra había perdido la mitad de su peso y estaba muy débil pero igual se las ingenió para sobrevivir. Finalmente regresó a los brazos de su dueña con una alegría inconmensurable.

Su nuevo amigo fue llamado “Buddy” (compañero en inglés) y quedó en un hogar para ser adoptado. Su caso se hizo tan famoso que es muy probable que lo hayan acogido rápidamente.

Mira más detalles del caso en el video a continuación

httpv://youtu.be/xil8J2zCK08

¿Qué opinas al respecto?

Puede interesarte