Por Daniela Morano
9 julio, 2019

Gracias a extraños en Internet y un pequeño vecino pudieron recuperarla.

Es difícil creer que hay personas tan crueles que son capaces de robarle una mascota a alguien. Son como un hijo, parte de la familia, y si desaparecen de un día para otro es igual de doloroso que ver desaparecer a un miembro humano de la familia. Cuando esta mujer supo que el husky de su novio había sido robado, no podía creerlo.

Sansa, la perrita, primero desapareció el 4 de julio cuando su dueño salió de casa. Saltó la reja de la casa donde vivía pero no regresó. Según Mirror, la mujer hizo lo que cualquier persona haría: escribió en Facebook sobre Sansa pidiendo ayuda, por si acaso alguien tenía alguna pista de su paradero.

Una persona le comentó que le parecía conocida la perrita así que la buscó y descubrió que la había visto en un anuncio en Facebook siendo vendida por una cuantiosa suma.

Facebook

«El perro de mi novio, Sansa, saltó la reja cuando salimos. Pasó a su casa para dejar a sus dos perros adentro antes de los fuegos artificiales pero ella ya había escapado. Es una husky siberiana con un ojo azul y otro café. Es muy amistosa y le vieron por última vez en Suisun City».

La mujer encontró el anuncio donde decían que vendían justamente a Sansa, pero llegó demasiado tarde. En el anuncio se leía «vendida», así que su novio salió desesperado a preguntar a sus vecinos si alguien la había visto cerca.

Facebook
Facebook

«Martin salió a preguntarle a sus vecinos si alguien había visto a su perrita y un niño lo guió hasta la casa del hombre que planeaba venderla. De no ser por él la habrían vendido y quizás jamás la habríamos recuperado», escribió en Facebook.

Gracias al pequeño Sansa ahora esta de regreso junto a su amo.

Puede interesarte