Ojalá todos los dueños fueran así con sus perritos 🐶❤

Al igual que los humanos, los animales también envejecen… solo que lo hacen mucho más rápido que nosotros, así que por lo general si adoptamos a una mascota desde bebé y podemos seguir haciéndonos cargo de ellos por años, lo más probable es que nos toque cuidarlos cuando se vuelvan viejitos.

Se volverán más sedentarios, querrán dormir más y probablemente les cueste hacer muchas cosas que solían hacer… pero eso ante ningún caso es una justificación para dejarlos de lado, regalarlos o abandonarlos.

Habrá que estar allí, siempre a su lado, fieles y solidarios como ellos han sido con nosotros.

Pixabay (Imagen Referencial)

Bien lo sabe esta mujer llamada Claudia Díaz, que adoptó a su perrito Figo hace 15 años y a lo largo del tiempo ha ido notando evidentes cambios por su edad.

Y en lugar de tomarlo menos en cuenta -como hacen muchos con las mascotas ancianas- junto a su familia decidieron hacer algunas modificaciones en la casa para facilitar su vida y así pudiera transitar por la casa sin demasiado esfuerzo.

Facebook @Claudia Diaz

De acuerdo a las palabras de la dueña, que compartió la historia de su perrito a través de un grupo de Facebook llamado “Sos perritos Chile”, “él siempre ha dormido junto a mí y siempre nos acompaña a la hora de tomar once, como ya está viejito le cuesta saltar para subirse a la cama y a las sillas. Por eso mi papá construyó esta maravillosa rampa que le ahorra mucho trabajo y esfuerzo a mi bebé. Lo comparto por si alguien quiere replicar la idea y así ayudar a nuestros perritos tatitas”.

Facebook @Claudia Diaz

Sin duda la genial idea fue aplaudida por los amantes de los animales, quienes de seguro la considerarán cuando sus mascotas envejezcan.

Mira aquí lo mucho que se simplificó la vida para Figo:

¡Un aplauso para esta familia!

Puede interesarte