Por Andrea Araya Moya
21 noviembre, 2016

«Gracias, de corazón».

Walnut era un alegre perro de raza whippet que, durante 18 años, hizo feliz y acompañó fielmente a su dueño, Mark Woods. Si bien todos esos años estuvieron llenos de amor, compañía, diversión y lealtad, una grave enfermedad atacó a Walnut y ahora Mark tuvo que tomar una dolorosa decisión: «dormirlo». Sin embargo, más allá de sacrificar a su leal amigo fríamente, Mark quiso hacerle una despedida en grande, tal como su amigo perruno se merece.

wal4
Neil Hope 

Es por eso que en redes sociales Mark hizo un emotivo llamado a las personas para que lo acompañaran en su última caminata por la playa Port Beach.

«Me encantaría que dueños de perros y amigos se puedan unir a esta celebración con Walnut en la playa. Él tuvo una increíble vida y ya llegó a la avanzada edad de 18 años, por lo que está listo para su último sueño. Esperamos verlos el sábado»

-Mark Woods en Facebook 

wal3
Neil Hope 

Port Beach era la playa a la que Walnut y Mark solían ir para dar un paseo, así que era un buen lugar para que ambos amigos se despidieran. Si bien Mark no creía que mucha gente llegara a acompañarlo en su despedida, se llevó una enorme sorpresa, pues cientos de personas llegaron con sus perros para despedir a Walnut, según informó Mirror.

En el lugar Walnut, disfrutó también un último plato de su comida favorita, mientras las personas lo acompañaban y alegraban para darle una despedida como lo merecía. Mientras tanto. Mark se mostraba muy agradecido ante la ayuda y el gesto de las personas que llegaron a la playa.

Finalmente, el leal y querido Walnut fue sacrificado, pero se fue lleno de amor y compañía de su amo Mark y de las cientos de personas que quisieron despedirlo y homenajearlo en su último día en la Tierra.

wal1
Neil Hope 

¡Qué gran muestra de amor y lealtad!

Puede interesarte