Después de dos meses separados, no puede creer que haya regresado a darle un paseo.

En algunos países, cuando los chicos egresan de la escuela y se matriculan en la universidad, deben empezar a hacerse la idea de abandonar a sus amigos cercanos, a sus familias y también a sus mascotas, pues es muy común que las casas de estudio queden en otras ciudades.

Bien lo sabe Ellie Haworth, que con el dolor de su alma se alejó de casa para estudiar, y a los dos meses debió regresar a visitarlos porque extrañaba demasiado a su familia y en especial a su querido perro, Percy.

Jamás habían estado tanto tiempo separados, y el perro sin duda notó su ausencia.

Twitter @ellhaworth

Pero cuando Ellie regresó, no solo ella estaba demasiado feliz de ver a su mascota, sino que Percy estaba simplemente absorto con su visita. Y aunque no se lo pudo expresar con palabras, encontró una adorable, pero curiosa forma de demostrárselo.

Mientras daban el paseo que solían hacer juntos antes de que Ellie entrara a la Universidad, su perrito comenzó a actuar bastante extraño. En lugar de observar el camino, buscar otros perros amigos u olfatear todo a su paso, él no despegaba la mirada de la cara de su mejor amiga.

Twitter @ellhaworth

¡No podía creer que estuviera de vuelta!

«Me estuvo mirando todo el tiempo», escribió Haworth en sus redes sociales cuando compartió el video. «Nunca lo había visto hacer eso antes».

Está claro que pese a estar separados, los lazos entre ellos no se han debilitado ni un poco.

Puede interesarte