Por Constanza Suárez
26 junio, 2019

Alexis Callen culpó de las lesiones a un cuidador en un principio. Ahora el pequeño Shadow necesita una costosa cirugía para recuperarse.

Una joven de 19 años acaba de admitir a la policía un acto horrible: ató el hocico de su perro, durante dos días, para que dejara de ladrar. Aunque veterinarios locales creen que Shadow pasó así más de dos semanas.  En un principio, Alexis Callen culpó de las lesiones a un cuidador, pero luego admitió que había sido ella, según consignó el portal Daily Mail. 

Facebook/Celestial Zoo

Ahora Shadow necesita de una costosa cirugía para recuperarse de sus lesiones y volver a comer y beber normalmente. Celestial Zoo ahora está buscando donaciones para ayudar a pagar las necesidades médicas del cachorrito.

El veterinario lo examinó y lo limpió. «Le dio algunos antibióticos y medicamentos para el dolor», escribió el grupo de rescate.

Facebook/Celestial Zoo

Luego agregaron: “ Tendrá que volver a verla en unos días y luego veremos qué debemos hacer para la cirugía».

Fue este zoológico los que descubrieron las heridas de Shadow después de que Callen publicara en su cuenta de Facebook un grito de ayuda por lo que le ocurría. «Mi cachorro se lastimó gravemente y no tengo dinero para pagarle para que vaya al veterinario, así que estoy aquí para llevarla a casa», escribió en el post.

Salt Lake County Jail

Las autoridades le dijeron a Fox News que Callen luego admitió haber colocado una cinta para el pelo alrededor del hocico de Shadow, afirmando que lo había hecho durante dos días. Ahora Alexis enfrenta cargos de tortura. 

Puede interesarte