Por Javiera González Ruiz
24 septiembre, 2020

El veterinario sugirió que le extirparan el ojo, pero su rescatista lo intentó todo hasta que se recuperó. Elliot ya está grande y fuerte.

Hay muchas personas que creen que los perritos que nacen enfermos no tienen posibilidad de vivir, entonces prefieren dejarlos a la deriva esperando que eso suceda de forma “natural” para no sentirse tan culpables… sin embargo, no tienen idea de que hay personas dispuestas a entregarles toda la dedicación, amor y el cuidado que necesitan.

Eso mismo ocurrió con un cachorro llamado Elliot, quien fue abandonado al costado de una carretera para que seguramente muriera, pues había nacido con unas deformidades en sus patas y además había contraído una seria infección en uno de sus ojos.

Pero para su fortuna, una mujer lo encontró justo a tiempo y se comprometió a salvarlo.

Instagram @elliotthebug

Al momento de encontrarlo pesaba solo un kilo y medio y cabía en la palma de una mano. 

Instagram @elliotthebug

Inmediatamente recibió los cuidados necesarios en el refugio del Proyecto Animal Lifeline ubicado en Georgia y luego fue llevado a casa por Daphne Bragg, quien en ningún momento pudo si quiera pensar en abandonar al bebé perro.

Ella esperaba que Elliot se comportara tímido, sobre todo por el descuido al que había sido sometido por un humano, pero él había dejado todo en el olvido y estaba dispuesto a confiar nuevamente, así que enseguida se mostró extremadamente dulce.

Instagram @elliotthebug

Incluso se hizo amigo enseguida de los otros tres pit bulls que tenía su dueña. Y aunque ellos eran mucho más grandes y fuertes que el cachorro, jugaron muy delicados con él.

Pero aún había un largo proceso de recuperación para Elliot. Tenían que tratar su ojo infectado de alguna forma, y como era tan pequeño y tenía bajas las defensas, el veterinario no recomendó la cirugía para mejorarlo y en su lugar, sugirió que sería mejor extirpar el ojo.

Bragg estaba decidida a cuidarlo y evitar que eso sucediera. Entonces, a medida que Elliot fue creciendo, también sanó la infección. Así que solo quedaba corregir sus patas delanteras que estaban dobladas, pero no fue difícil, con ayuda de unos moldes, pudo lograrlo.

Instagram @elliotthebug
Instagram @elliotthebug

Y ahora es un cachorro igual de fuerte y saludable que los demás.

Puede interesarte