Por Antonio Rosselot
5 abril, 2021

El amor que Rita Meredith tenía por los caballos nunca se apagó, ni siquiera hasta sus últimos días. Una bella sorpresa por parte de la policía de New South Wales (Australia) le permitió quedarse con un último recuerdo de felicidad dos días antes de partir.

Rita Meredith (Inglaterra) tenía una larga historia de amor con los animales antes de fallecer, hace aproximadamente un mes. Esa relación nunca se apagó con el tiempo, y así lo demostró en sus últimos días de vida.

Cuando Rita era joven, fue la primera mujer en ser parte de la policía montada del Reino Unido. Para ella no era sólo un trabajo, ya que si bien su amor por los animales era vasto, los caballos siempre fueron su plena debilidad.

FB: Emily Sykes

Tiempo después, la mujer se mudo a vivir al estado de New South Wales en Australia, donde pasó sus años finales en una casa de reposo local. Y si bien su vida estaba pronta a apagarse, una gran sorpresa hizo que esos últimos días se iluminaran por completo para ella.

Resulta que el deseo principal de Rita antes de morir era volver a estar cerca de un caballo, para verlo, acariciarlo y olerlo por una última vez. Dicho esto, la policía montada de New South Wales se enteró de esta situación y decidió cumplir el deseo de la anciana: un par de oficiales viajaron a la ciudad de Newcastle —donde se encuentra la casa de reposo— y fueron a visitar a la mujer con sus caballos Hollywood y Don.

FB: Emily Sykes

Rita estaba feliz, y de acuerdo a las fotos que se publicaron del encuentro, estuvo un buen rato acariciando a los caballos y dándoles manzanas directo al morro.

FB: Emily Sykes

Fue una instancia en donde pudo revivir el placer que sentía estando cerca de un caballo, lo que por su condición ya no podía hacer hace un buen tiempo.

FB: Emily Sykes

La anciana falleció un par de días después del evento, y el recuerdo de su encuentro con los animales que más adoraba trascenderá en las memorias de todas las personas que la conocieron y también de quienes adoran a los animales tanto como ella lo hacía.

Puede interesarte