Por Daniela Morano
10 octubre, 2018

La mujer insistía en que no podía alejarse de ella.

Para muchos la presencia de un animal es imprescindible en su vida. No es sólo por su compañía y el afecto que entregan, también es porque está comprobado que son de ayuda emocional para personas con determinadas enfermedades. A estos se les conoce como “emotional support animals” es decir, animales de apoyo emocional que han sido certificados por un profesional médico para quienes sufran de una discapacidad sea física o mental.

Estos suelen ser perros o gatos pero en el caso de esta señora, su animal de ayuda era una tierna y pequeña ardilla. El problema: no todas las aerolíneas aceptan que estos suban a un vuelo, menos aún sin los permisos correspondientes.

La aerolínea Frontier tuvo que detener la salida de un vuelo y llamar a la policía para escoltar a una mujer que viajaba de Orlando a Cleveland según FOX8. La pasajera le había informado a la aerolínea de su animal de apoyo emocional, pero no especificó la especie.

Al rehusarse a bajar del avión, debieron sacarla a la fuerza. Un representante de la aerolínea le dijo a ABC News que “la pasajera informó en su reserva que llevaba un animal pero no se indicó que era una ardilla. Roedores, incluyendo ardillas, no son permitidas en los vuelos de Frontier”.

Como es de esperarse, otros pasajeros no estaban nada contentos con la situación pues el vuelo se retrasó dos horas en salir.

Julia Papesch escribió en Twitter “quiero que todos sepan que todos los pasajeros de un avión debieron bajar porque una mujer llevaba UNA ARDILLA EN EL AVIÓN”.

En el sitio web de la aerolínea se estipula que animales “inusuales o exóticos pero no limitados a roedores, reptiles, insectos, puercoespines, conejos, pájaros” tienen prohibido subir a los vuelos.

Puede interesarte