Por Daniela Morano
5 noviembre, 2018

Chris apenas podía moverse tras pasar 6 años en ese estado, hasta que dos excursionistas decidieron llamar a alguien por ayuda.

Todos necesitamos un corte de cabello de vez en cuando, sea para sentirnos renovados luego de un largo tiempo o para soportar el intenso calor del verano en los meses más calurosos. Además, tener el pelo demasiado largo también significa tener peso extra en nuestra cabeza. Imaginen tenerlo así de extenso en todo su cuerpo, de seguro se volverían locos, desesperados por unas tijeras.

En el caso de las ovejas, estas son trasquiladas durante la primavera para remover el exceso de lana pues no sólo les da muchísimo calor vivir con ella encima, también es un excelente lugar para que bichos y bacterias vivan cómodamente, y genera problemas de movilidad debido al enorme peso.

Twitter rspcaact

Chris la oveja tenía 40 kilos de lana sobre su cuerpo. Vivía al sudeste de Australia y sus dueños desaparecieron, la dejaron abandonada durante 5 a 6 años.

Era de esperarse entonces que Chris se viera así.

Encontrada por excursionistas que visitaban los alrededores, Chris fue llevado de emergencia donde Ian Elkins, cuatro veces ganador de la competencia de esquiladores. Este fue contactado por la Sociedad Real de Prevención contra la Crueldad Animal, quienes también quedaron asombrados por el estado de Chris.

Twitter rspcaact
Twitter rspcaact

Elkins aseguró a ABC News que jamás en su vida  había visto algo así. “Nuestro mayor temor era que tuviese infecciones demasiado serias debajo de toda esa lana. Además no estábamos seguros si sobreviviría pues estaba evidentemente estresada y podía morir de shock”, explicaron en su sitio web oficial la Sociedad con la Crueldad Animal.

Los 40 kilos sobre Chris se convirtieron en un récord: la mayor cantidad de lana trasquilada de una oveja”. Esta fue puesta en exhibición en el Museo Nacional de Australia para demostrar y educar sobre el cuidado de estos bellos animales.

Twitter rspcaact

Por otro lado, quienes se pregunten qué ocurría antiguamente cuando no había quién las trasquilara, deben saber que las ovejas no domesticadas ni alteradas genéticamente por el ser humano no llegan a tener tanta lana. Por lo tanto, no necesitan ser trasquiladas.

Chris actualmente vive en New South Wales en el santuario Little Oak.

Puede interesarte