Por Moisés Valenzuela
14 noviembre, 2018

El tierno canino no soportó estar sano mientras su amigo usaba muletas.

Una de las mejores cosas de tener un perrito es que jamás estarás solo. No importa la situación, siempre querrán acompañarte, incluso si eso implica sufrir lo mismo que tú.

El mejor ejemplo de esto es Sawyer, un tierno canino que vive hace años con su familia. Está tan encariñado con cada uno, que no soporta ver que puedan estar pasándolo mal.

Youtube

Un día, uno de los niños se lesionó. Rompió su pierna y, producto de ello, tiene que traer yeso y muletas al caminar.

Sawyer no podía soportarlo: ver a su amigo en esas condiciones mientras él estaba completamente sano no le parecía justo. Así que decidió hacer algo: cojearía por empatía. 

Youtube

Tan tierno se ve el perro imitando al joven que no dudaron en registrar su solidario gesto. En la sala de la casa, el niño entra usando sus muletas y detrás, sufriendo con él, Sawyer cojea como si también tuviera una grave lesión.

La sensibilidad y el compañerismo de este perrito son enternecedoras. Sabe que no puede sanar a su amigo, pero sí puede pasar el dolor con él.

Youtube

Y bueno, a Sawyer deberíamos darle dos premios: uno por ser un gran amigo y empatizar con las dificultades ajenas, y otro por su excelente actuación. A pesar de estar completamente sano, su cojera parece real.

Digo, si se da cuenta de lo talentoso que es, perfectamente podría engañar a cualquiera. Quizás le sirva para conseguir comida y galletas, o más cariño.

Mira a continuación al tierno perrito y su empática imitación:

 

Puede interesarte