Tenía 21 años de edad.

Szenja tenía 21 años, lo que la hacía una osa polar de edad. Su especie suele vivir entre 15 a 18 años en la naturaleza y ella había superado ese límite. A pesar de eso, la muerte de la osa tomó por sorpresa a sus cuidadores en el parque SeaWorld de San Diego en Estados Unidos. La palmípeda era querida por los funcionarios y no solo formaba parte de los animales en exhibición, sino que participó de varias investigaciones científicas.

Szenja nació en octubre de 1995 en el zoológico de Wuppertal, en Alemania. En 1997 llegó a SeaWorld San Diego, donde tuvo una vida tranquila hasta mediados de abril de este año.

“Durante la semana pasada los cuidadores de Szenja notaron una pérdida de apetito y energía en la osa y había monitoreado su condición, sin embargo su muerte fue inesperada”.

-Comunicado de SeaWorld informando del fallecimiento de Szneja-

Para determinar claramente las causas de su muerte un grupo de especialistas realizará una autopsia a Szenja, procedimiento cuyos resultados podrían tardar semanas en estar disponibles.

La pérdida de Szenja pesa a los trabajadores de SeaWorld y a los visitantes de los parques, y no solo a ellos: también a la comunidad científica. La osa polar participó de estudios sobre su audición, sus hormonas reproductivas, sus hábitos sociales y sus patrones de comportamiento.

“Szenja era un miembro querido de nuestra familia animal, así que es un día muy difícil para nosotros (…) Szenja no solo tocó los corazones de queines la cuidaron durante las dos últimas décadas, sino que también los de millones de visitantes que pudieron verla en persona”.

-Al Garver, vicepresidente de operaciones zoológicas de SeaWorld San Diego-

Una de las grandes tareas que se “agradeció” a la osa polar a la hora de despedirla fue que gracias a su visibilidad se pudo transmitir a numerosas personas la importancia de cuidar a los animales y el medio ambiente.

Por ejemplo, las mayores amenazas que se ciernen sobre los osos polares en la actualidad son el cambio climático, la caza furtiva y la polución; informó SeaWorld.