Por Raúl Cobo
18 julio, 2016

Pesaba más de 40 kilos y apenas podía caminar

Lo primero que debemos hacer al tener una mascota es alimentarlo, obvio, pero junto con eso también es urgente que lo saques a pasear, al menos una vez a la semana. Tu cachorro necesita moverse, y si es posible, tener un equilibrio en su comida; de lo contrario, tu mascota se volverá obesa y eso es maltrato animal.

980x (10)
rescuedforlife

El es Darwing, y fue así cómo lo encontraron los voluntarios de KarmaRescue. Pesaba más de 40 kilos y sus antiguos dueños lo habían abandonado en una perrera porque simplemente no lo querían más.

980x (7)
rescuedforlife

Apenas la gente de Karmarescue supo de su estado hicieron los trámites para trasladarlo al refugio de animales en Van Nuys, California (EE.UU.). Si se quedaba más tiempo en la perrera, hubiera muerto sofocado.

«Casi no podía caminar. Cuando lo encontramos, pesaba el doble de lo que normalmente debería pesar. Darwin podría haber muerto a causa de una insuficiencia cardíaca o otras complicaciones».

-Jason Espiritu de KarmaRescue-

980x (8)
rescuedforlife

El veterinario que atendió a Darwin le diagnosticó una enfermedad de la tiroides, y le recetó medicamentos para ayudarlo a perder peso. También sospecha que los propietarios de Darwin lo sobrealimentaron y que jamás lo llevaron a pasear.

De acuerdo con el Beagle Club Nacional , los beagles son particularmente susceptibles al aumento de peso, ya que les encanta la comida y no saben cómo o cuándo dejar de comer.  Además de eso, Darwing sufría de ansiedad y tras el abandono de sus dueños no dejaba de llorar y aullar por las noches.

980x (9)
rescuedforlife

Para intentar que volviera a ser un perro normal y sano, la gente de KarmaRescue decidió enviar a Darwing a la fundación Paws of Life, un programa desarrollado por el Departamento de Corrección y Rehabilitación de California, en el que Darwin obtendría 10 semanas de entrenamiento con los presos alojados en cárceles de alta seguridad de California. Esta formación ayudaría a Darwin, pero también proporcionaría la terapia de rehabilitación para los internos.

980x (3)
rescuedforlife

En la cárcel, Darwin no solo perdió peso a través de una rutina diaria de ejercicos, sino que además aprendió las habilidades de socialización básicas, que sus anteriores dueños jamás le enseñaron;  como «siéntate», «quieto», «espera» y «pie».

980x (6)
rescuedforlife

Después de 10 semanas de entrenamiento, Darwin es un perro diferente – tanto física como mentalmente. En la cárcel adquirió la confianza necesaria para bajar de peso y dejar de sufrir por sus ex dueños que tan malos ratos le hicieron pasar.

Mírenlo, incluso ahora es capaz de saltar la red de una cancha de tenis

980x (2)
rescuedforlife

Puede interesarte