Por Leonardo Granadillo
22 junio, 2020

«Nunca había tenido un perro que me abrazara tan fuerte. Se aferró a mí como si su vida dependiera de ello», indicó la rescatista Natalie Olivieri.

Natalie Olivieri es la vicepresidenta de Furever Bully Love Rescue, un grupo dedicado al rescate de animales en situación peligrosas radicado en Orlando, Florida (Estados Unidos). Asistir a mascotas en circunstancias delicadas forma parte de su día a día, una labor dura, pero que ella realiza con mucho cariño.

Uno de los casos más demandantes fue el de una perrita que se encontraba en Redland (Florida), un lugar que ya es conocido por estar muy poblado por perros callejeros.

Furever Bully Love Rescue

«El lugar es prácticamente un vertedero de perros. La gente simplemente los deja allí», indicó Natalie Olivieri a The Dodo.

Hay organizaciones que suelen acercarse a este lugar para alimentar a los casi 100 perros que habitan allí no obstante, resulta imposible poder ofrecerle una buena calidad de vida a todos por los tamaños de los refugios y los pocos recursos.

Furever Bully Love Rescue

En una operación en conjunto Furever Bully Love Rescue y Redland Rock Pt fueron a poner comida a estos canes, y si era posible iban a intentar cambiarle la vida a algunos. Fue allí cuando Natalie vio a Harper, una mestiza de un año. 

«Harper salió con otros cinco perros. Tan pronto como Harper se acercó a nosotros y nos conocimos, ella cayó completamente al suelo con miedo»

Natalie Olivieri a The Dodo

Al examinarla Olivieri se percató que el animal tenía cicatrices en la cabeza y la espalda; cuando querían trasladarlo hizo resistencia, todas muestras, de que había sido abusada y descuidada, de acuerdo a la experiencia de Natalie.

Furever Bully Love Rescue

Tras un demandante trabajo, Harper fue enviada junto a otros perritos a un veterinario donde fue curada de infecciones y gusanos. Duró hasta tres días para ponerse de pie pero al salir, pagó como sólo ella sabía el costoso tratamiento…

Furever Bully Love Rescue

«Nunca había tenido un perro que me abrazara tan fuerte. Ella se aferró a mí como si su vida dependiera de ello», indicó Natalie a la misma fuente. Al tiempo Harper fue enviada a una casa temporal con una chica llamada Cheryl Kessler, esto debido a que el refugio de Natalie no tiene una sede real y definida.

Nosotros nos quedamos con ese gesto de esta perrita, una muestra de lo agradecidos que son estos seres maravillosos, y que tienen sentimientos tan fuertes como nosotros. Debemos hacer lo que esté en nuestras manos para darles una buena vida, todo ese cariño que merecen.

Puede interesarte