Por Luis Lizama
18 noviembre, 2020

Fue encontrado al costado de la ruta, con una de sus patas en pésimas condiciones, tanto así que debieron amputársela. Tuvo un largo proceso de recuperación, que no solo sanó su cuerpo, sino también su corazón.

Muchos animales cometen el involuntario y fatal error de cruzar las autopistas. Lamentablemente las ciudades no están pensadas en ellos y muy pocas personas se preocupan por ellos. Así es como terminan heridos, traumatizados y perdiendo la vida.

El pequeño (casi cachorro) que protagoniza esta historia pasó por lo mismo. Fue encontrado al costado de una ruta en Alabama (Estados Unidos), con sus patitas heridas de gravedad. También estaba muy temeroso, de todo el sufrimiento que debió pasar. 

Con mucho cariño, terapia y amor, pudo recuperar no solo su salud, sino también su herido corazón. Hoy sonríe feliz.

Instagram @ikethetripod

A través de un emotivo video, se difundió la historia de este peludo pequeño, que fue encontrado herido y abandonado en una carretera. Al parecer había sido atropellado, por la condición de una de sus patas.

Fue rescatado por un hombre llamado Calvin, quien junto a la ayuda de la Sociedad Protectora de Animales y la policía, lo trasladaron hasta un refugio. Vivió momentos complejos, sobre todo por el inmenso dolor que parecía sentir, además del temor a los seres humanos.

Acá te dejamos un video de su rescate (*Atención, registro en idioma original*):

Estuvo en la perrera durante 7 días, recuperándose poco a poco. La evolución no dejó contento a Calvin, así que se puso en contacto con otra rescatista, llamada Kendahl. Inmediatamente supo que su pata debía ser amputada.

Así fue como empezó su verdadero proceso de rehabilitación, sanando su cuerpo, alma y corazón.

Instagram @ikethetripod

Fue un proceso largo y complejo, donde necesitó mucho amor, para recuperar la confianza en las personas.

La terapia implicaba jugar, recibir cariño y conocer otros animales.

Instagram @ikethetripod

Así fue que logró recuperarse, compartiendo con su hermano felino y haciéndose fanático de los mimos. 

Después de mucho tiempo y dolor, ha vuelto a sonreír.

Puede interesarte