Por Fernanda Peña
13 julio, 2017

El mundo celebra este gran paso.

Parecía que la teletransportación era un tema reservado para las películas de ciencia ficción, y que nos habíamos quedado de manos cruzadas investigando la física cuántica. No podíamos estar más equivocados. La verdad es que la ciencia ha tenido avances notables y cada vez estamos más cerca de cumplir ese sueño futurista.

Para ser precisos, se ha estado trabajando en esto durante al menos tres décadas, y de hecho, hemos tenido éxito en dos ocasiones:

La primera fue hace casi 20 años, cuando se logró “teleportar” un fotón a una distancia de 800 metros.

Y la segunda ocurrió en 2016, cuando científicos de China y Canadá lograron “teleportar” fotones a través de fibra óptica, entre ambos países. ¿No tenías ni idea? Aquí está el reporte del estudio.

La buena noticia en el 2017 es que los mismos científicos de China, lograron llevar un fotón al espacio usando ese método de Teleportación cuántica.

#Chinese scientists have moved us one step closer to #StarTrek style #teleportation, after successfully teleporting a #photon into the #Earth’s orbit. The researchers teleported a photon from Earth to a satellite in orbit over 500 kilometers above. The satellite, called #Micius, is a highly sensitive photo receiver capable of detecting the quantum states of single photons fired from the ground. Micius was launched to allow scientists to test various technological building blocks for quantum feats including entanglement, cryptography, and teleportation. This teleportation feat was announced as one of the first results of these experiments. The group not only teleported the first object from the ground to orbit but also created the first satellite-to-ground quantum network, smashing the record for the longest distance for which entanglement has been measured. “Long-distance teleportation has been recognized as a fundamental element in protocols such as large-scale quantum networks and distributed quantum computation,” the Chinese team told MIT Technology Review. “Previous teleportation experiments between distant locations were limited to a distance on the order of 100 kilometers, due to photon loss in optical fibers or terrestrial free-space channels.” What comes to mind when you think of teleportation? Your brain might conjure images of Scotty beaming up the Enterprise crew in “Star Trek,” but it’s actually quite a different process than sci-fi films present. Quantum teleportation relies on quantum entanglement — a situation in which one set of quantum objects (such as photons) form at the same instant and point in space. In this way, they share the same existence. This shared existence continues even when the photons are separated — meaning a measurement on one immediately influences the state of the other, regardless of the distance between them. This link can be used to transmit quantum information by “downloading” the information associated with one photon over an entangled link to another photon. This second photon takes on the identity of the first.

A post shared by Exposing Lies & Sharing Truth (@freedom_faction) on

¿Cómo lo hicieron?

Enviaron el fotón de la Tierra al satélite Micius, que recorre la órbita de la tierra a 500 o 1.400 kilómetros, según el momento en el que se mida.

Un equipo de investigadores chinos ha informado sobre el primer éxito de la "teleportación cuántica" al espacio. Utilizando el satélite #micius, lanzado en agosto de 2016 específicamente para realizar experimentos cuánticos de vanguardia, los científicos usaron pares de partículas enredadas para recrear exactamente las propiedades de un fotón en la Tierra en un fotón en órbita. RECOMENDADO Física cuántica para la confusión final FÍSICA Ji-Gang Ren, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de #China, y sus colegas escriben que han logrado "la primera teleportación cuántica de #qubits independientes de un fotón, desde un observatorio de tierra a un satélite de órbita terrestre baja-a través de un canal de enlace ascendente – con una distancia de hasta 1.400 km ". Aunque esta hazaña se llama teleportación cuántica, no se produce la teleportación de objetos. Es una forma de transmitir información sobre una partícula; Mientras que suena exótico, se utiliza rutinariamente en laboratorios en la tierra. El entrelazamiento es una propiedad de partículas creadas al mismo tiempo que existen en un estado compartido, de modo que las acciones que afectan a una partícula también afectan a la otra. Esto se mantiene incluso cuando las partículas están separadas por una gran distancia. En 1993, los físicos se dieron cuenta de que el enredo podría ser usado para copiar efectivamente el estado cuántico de una partícula y pegarlo en otra partícula, haciendo que la segunda partícula sea idéntica a la primera en todos los aspectos excepto en la ubicación. Es como si la primera partícula hubiera sido clonada o teletransportada. Puesto que la teleportación copia exactamente el estado cuántico de la primera partícula, podría utilizarse para transmitir qubits, los bits cuánticos utilizados en la computación cuántica. Dado que no hay teletransporte físico y, como se señaló anteriormente, el experimento se realiza comúnmente en laboratorios terrestres, ¿cuál es el problema? En primer lugar, es un logro de ingeniería asombroso para gestionar la precisión y la sensibilidad requerida cuando se trata de un satélite distante moviéndose a gran velocidad. #nasa #eso

A post shared by neuroastronomia (@neuroastronomia) on

Los mismos científicos aseguran haber creado la primera red cuántica que conecta la Tierra y un satélite, así que continuarán haciendo más experimentos de este tipo.

Pero antes debes saber que existe una diferencia entre la Teletransportación de las películas y el método de teleportación que hoy celebramos:

El fotón en ningún momento dejó la Tierra: Lo que hemos logrado no es transportar el fotón físicamente, sino “transmitir” información de un fotón a otro, creando una especie de “Efecto mariposa” donde al alterar uno, también se altera el otro.