Por Daniela Morano
8 mayo, 2019

Hasta tiene su propia cama para dormir junto a ellos.

Este ternero de tan sólo 2 semanas de vida estaba muerto de hambre, había sido confiscado durante una investigación de maltrato animal, y necesitaba con urgencia un hogar. Así que cuando Carly Henry supo, no dudó en decidir adoptarla. “¡Quería mucho tener una vaca. He oído a gente decir que el amor de una vaca es el mejor que hay”, le comentó a The Dodo.

Henry está a cargo de Carly’s Critter Camp, un santuario animal a las afueras de Austin, Texas. Ha rescatado todo tipo de animales que viven en granjas, pero en el caso de este ternero, requería de más atención por su corta edad.

Carly Henry

Entonces optó por dejarla vivir en su casa, junto a sus perros, gatos y esposo. “Le dije a mi esposo, ‘mira este bebé’. Le mostré una foto del ternero cubierto en frazadas en su casa temporal. Le dije ‘quiero adoptarla y darle de comer'”.

Aunque no parecía muy convencido en un principio, unos minutos después decidió que también quería que este ternero fuese parte de la familia. Así que, emocionada, Henry contactó a su hogar temporal y en enero era oficialmente suya. La llamó Tulip y tan pronto llegó, su esposo estaba ya 100% convencido.

Carly Henry
Carly Henry

Tulip se acostumbró rápidamente a sus nuevos hermanos e incluso decidió dormir junto a los perros en sus camas. “Desde el principio que entraba a la casa, exploraba, y se echaba a dormir con nosotros en la habitación”.

Carly Henry
Carly Henry
Carly Henry

Eventualmente Tulip recibió su propia cama de perro, a la que no se acostumbró con tanta facilidad pero que disfruta de todas maneras. Y Henry continuó dándole de tomar leche de un biberón hasta hace poco, cuando por fin pudo comenzar a comer como una adulta.

Carly Henry
Carly Henry

Además, como puede salir a la granja, también se ha hecho amiga de otros animales rescatados como las alpacas. “La amo demasiado. Estaba preocupada cuando recién llegó, pero la amo”.

Puede interesarte