Por Constanza Suárez
22 enero, 2020

Leonardo y Simon son inseparables. Comparten su comida y descansan juntos.

Las amistades pueden nacer en los lugares más inesperados y también entre dos seres totalmente opuestos. El asunto del cariño es todo un misterio y nadie sabe bien qué puede ocurrir.

Leonardo, es una tortuga de espolones africana que fue rescatada de un zoológico de Bangkok en 2013 para comenzar una nueva vida en el refugio Wildlife Friends Foundation en Tailandia. Su amigo, la vaca Simon, llegó en enero después de lesionarse gravemente la pierna. La pobre vaca estaba con su madre cuando quedó atrapado en las viñas. 

Wildlife Friends Foundation Thailand

Simon perdió su pata por el accidente, y el centro de rescate le consiguió una prótesis para ayudarlo a caminar. “Decidimos alojarlo temporalmente en un gran recinto de campo abierto dentro del Centro de Rescate de WFFT donde podría recuperarse de su terrible experiencia», escribió WFFT en su página web.

“Entonces habíamos planeado trasladarlo a un campo donde albergamos a otras dos vacas rescatadas”, agregaron.

Wildlife Friends Foundation Thailand

Los tiempos parecían difíciles, hasta que pasó algo realmente inesperado que despertó la luz en Simon: conoció a Leonardo y se convirtieron en mejores amigos. “Para sorpresa de todos nosotros, Simon, la vaca, ha formado un fuerte vínculo con la gran tortuga Leonardo», contó WFFT.

Wildlife Friends Foundation Thailand

Según comentó el personal del refugio, los dos son realmente inseparables. “A menudo se los ve siguiéndose, compartiendo comidas y descansando juntos. Esperamos que esta amistad inusual continúe floreciendo”, dijeron. 

Wildlife Friends Foundation Thailand

Estos dos son excesivamente adorables. El refugio compartió fotografías de los mejores amigos y se ve como se hacen cariño, disfrutan y posan, luciendo maravillosos.

Wildlife Friends Foundation Thailand

¡Arriba la diversidad!

 

 

 

 

Puede interesarte