Esto debería servir como llamado a tomar más consciencia sobre lo que hacemos como humanos.

El cambio climático, la destrucción del medio ambiente y la crisis del agua son todas cosas muy reales que están amenazándonos a nosotros como especie, al planeta y a los animales. Causantes solo hay uno: y somos nosotros los humanos. Nos rehusamos a ver la verdad que está frente a nuestros ojos; preferimos mirar hacia el lado y solo ignorar.

Pensamos en el Ártico como un lugar maravilloso y alejado de la intervención humana. Pero estas brutales imágenes nos hacen ver la realidad:

BBC

Este reno murió porque se quedó enredado en una de las tantas redes para pescar que terminan en el Ártico. El animal terminó por sacarse las astas en su intento desesperado por liberarse.

BBC

Esta es otra de las tantas imágenes que muestran los resultados de la inconsciencia humana. En ella vemos a una foca que tiene en medio de su cuerpo una cuerda plástica. Las fotos fueron publicadas por el Instituto Polar Noruego, para recordarnos que no solamente tortugas y peces pueden morir debido a los deshechos humanos.

El investigador Geir Wing Gabrielsen explica que: “Estamos encontrando cada vez más deshechos plásticos en Svalbard.” Agrega que “Cuando investigamos por última vez en 2013, algunas [especies de animales] tenían más de 200 pedazos de plástico en sus estómagos. Hay otras criaturas las cuales quedan atrapadas en redes que llegan a la orilla de las playas, como los renos”.

BBC

La cantidad de basura que puedes encontrar es realmente alarmante.

BBC

Han encontrado deshechos de muchísimos lugares del mundo, como esta mantequilla de España o esa botella plástica de Canadá.

Han encontrado miles de millones de redes para pescar en el Ártico noruego durante las jornadas de limpieza que llevan a cabo. Las redes de pesca son las mayores contaminantes del Ártico, se estima que al rededor del 80% de la basura encontrada viene de la pesca.

BBC

Cuerdas como estas son muy peligrosas, puesto que debido a las condiciones climáticas comienzan a despedazarse. Esto provoca que se vayan haciendo cuerdas o pedazos de ella cada vez más finos, haciéndolas más fáciles de tragar.

Esperemos que estas imágenes den la vuelta al mundo y así contribuyan a generar más consciencia.


 

Te puede interesar