Por Augusto Catoia
10 enero, 2018

A veces, el cautiverio es lo mejor que le puede pasar a un animalito…

Para muchos amantes de los animales, la liberación de un pequeño animalito a su hábitat natural es siempre (o casi siempre) un momento bello, adorable y deseable para diversas especies. A eso se dedican muchas organizaciones y personas en el mundo, que buscan ver a distintos seres de este tipo en donde les corresponde.

Sin embargo, la naturaleza puede ser muy cruel. No siempre se escuchan sólo píos de pájaros, porque a veces también se escuchan gritos de horror…

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

… y, a veces, el cautiverio puede ser la mejor opción.

Y ese fue el caso de esta ardilla en las imágenes, que fue rescatada por una familia en el Reino Unido con varias lesiones en el cuerpo y cuidada hasta ser totalmente curada.

La familia la cuidó con todo el amor del mundo y, a pesar del tierno vínculo de cariño con el animalito, siempre pensaron que lo mejor para él era que viviera en su hábitat natural.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

Pero parece que la ardilla no estaba en su día de suerte. Y, como el famoso personaje Kenny del dibujo animado South Park, que siempre muere de las formas más absurdas, la ardillita gris pudo disfrutar sólo algunos segundos de paz

… porque un gato saltó velozmente y le mordió el cuerpo con mucha violencia, desatando agudos y desesperados gritos de la ardilla.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

Ah, y no sólo de ella, sino también de la familia que grababa el emotivo “momento”. Sus gritos fueron como si un hueso se les fracturara o algo así

La ardilla tuvo sólo 18 segundos de paz, libertad y salud plena. Ojalá los haya vivido intensamente, para compensar lo poco que duró la alegría celestial.

Que en paz descanses, amiguito.

Puede interesarte