Por Luis Aranguren
18 enero, 2021

Aunque al principio pensó que era un juguete, al ver que era una persona se dedicó a cuidarlo. Una relación digna de hermanos.

Cuando hay perros en un hogar y llega un nuevo bebé, siempre el momento de presentarlos es algo importante. Todos quieren ver la reacción del amigo canino, pues debe reconocer que ahora tendrá que compartir la atención mientras el bebé crece.

Por suerte cuando se trata de un golden retriever estos problemas disminuyen, sabemos que esta especie es realmente colaboradora y llena de amor.

Instagram / Hinckley Parks

Algo que conmovió a Whitney Parks, cuando llevó a su hijo a casa en octubre del 2020 y descubrió que ahora también sería cuidado por su perro. Al comienzo el inocente golden pensó que se trataba de un juguete, pero pronto descubrió que la cuestión era más profunda y bueno, ya son grandes amigos.

Instagram / Hinckley Parks

Y es que a Hinckley (nombre del golden retriever) le gusta ver qué está haciendo Theodore siempre.

“Cuando trajimos a Teddy a casa por primera vez, Hinckley pensó que le habíamos traído un juguete nuevo solo para él. Había sido el centro de nuestro mundo durante un año, así que puedo entender por qué pensaba eso. Esas primeras noches, Hinckley cuidaba a Teddy desde nuestra cama mientras él dormía en su moisés, simplemente observando cada uno de sus movimientos con asombro”.

–Whtiney Parks comentó a Daily Mail

No podía creer que ese pequeño fuese un ser humano, por lo que la mejor decisión era darle el mismo amor que le daba a su dueña. Aunque claro los cuidados eran especiales, reconoció que era un bebé por lo que se volvió una especie de perro guía especialistas en bebés.

Instagram / Hinckley Parks

Ahora juntos se acurrucan siempre, disfrutan de largas siestas en el suelo o en el sofá y la confianza solo aumenta con el tiempo. Es increíble para Whitney que en ocasiones hasta comen juntos, mientras Theodore toma su biberón Hinckley busca su paño de limpiar los eructos.

Sin duda serán los mejores amigos por mucho tiempo, el pequeño Theodore tendrá una gran infancia en compañía de su golden retriever.

Instagram / Hinckley Parks

Eso es precisamente lo genial de darle espacio en nuestro hogar a las mascotas, son seres llenos de bondad y dispuestos a dedicar su tiempo a quien más lo necesite. La madre podrá estar tranquila siempre, pues si se descuida en algún momento el gran Hinckley estará pendiente.

Instagram / Hinckley Parks

Una amistad que nació de la nada y se mantendrá por toda la eternidad, envidio a Theodore en este momento por disfrutar de su querida mascota.

Puede interesarte