Por Antonio Rosselot
17 julio, 2019

Cuando Razz Berry llegó al refugio del condado de Riverside (California), el personal no sabía si reír o llorar. Pero una vez que la curaron, demostró ser tan feliz como el dibujo de la caja de cereales en la que llegó ❤️

Todos los que trabajan en refugios de animales están acostumbrados a ver escenas de enorme ternura y otras que son todo lo contrario, las que generan un dolor que llega hasta lo más profundo del corazón. Recientemente, una pequeña perrita llegó al refugio del condado de Riverside (California), y el estado en que se presentó era una mezcla de las dos sensaciones que mencionamos.

La pequeñita era blanca y de pelo rizado, posiblemente una mezcla entre un Yorkshire y un maltés, y llegó al refugio en un curioso paquete: estaba dentro de una caja de cereales Cap’n Crunch. Según los trabajadores del refugio, allí están acostumbrados a recibir animalitos en las condiciones más impensadas de todas, pero este caso superó todos los límites de la normalidad.

FB: Riverside County Animal Services

Cuando se dispusieron a revisarla, los trabajadores del refugio se dieron cuenta de que nuestra amiga “cerealada” —muy simpática y adorable— estaba espantosamente cubierta en pulgas y garrapatas. Y en ese minuto es cuando se dieron cuenta de que Razz Berry —el nombre que le dieron en el refugio— tenía una misteriosa historia sobre su origen.

FB: Riverside County Animal Services

La mujer que había llevado a Razz Berry al refugio comentó que había encontrado a la pequeña en un parque de la zona, pero el personal del canil se cuestionó de inmediato esta historia: quizás Razz Berry era la perrita de la mujer, y ella había decidido entregarla en adopción para no quedar cubierta de pulgas.

FB: Riverside County Animal Services

Una vez que el problema de las pulgas fue solucionado, Razz Berry comenzó a sentirse mucho mejor, y no pasó demasiado tiempo antes de que se la viera revoloteando por los pasillos del refugio y ganándose los corazones de todos los que pasaban por allí. Mientras, la foto de Razz Berry en la caja de cereales comenzó a viralizarse, e incluso cubrieron el hecho en el noticiero local.

Bonus footage of playful “Razz Berry.”#RivCoNOW

Posted by Riverside County Animal Services on Friday, July 12, 2019

La familia Sheets, oriunda de la zona, se encontró con esta historia y le causó gran ternura. Ellos estaban llorando todavía a Ginger, su mascota, que había fallecido hace poco tiempo, pero se dieron cuenta de que otro perrito abandonado podía llenar el vacío que Ginger había dejado en sus vidas; a su vez pensaron en Pepper, su otro perrito, que probablemente necesitaría un nuevo amigo. Y da la casualidad de que Pepper era, al igual que Razz Berry, una mezcla entre Yorkshire y maltés.

FB: Riverside County Animal Services

Fue en ese minuto cuando Teresa, James y Hayden Sheets decidieron ir a conocer a Razz Berry al refugio y aplicar para ser su nueva familia de acogida, pero lo que no tuvieron en cuenta es que mucha gente también se había enternecido con la perrita y había aplicado a su adopción. Dada la situación, la gente del refugio decidió tomar una medida salomónica y decidir el nuevo destino de Razz Berry mediante un sorteo: la familia que sacaba el número ganador, se llevaba a la perrita.

Cuando Teresa Sheets sacó el número ganador, se dio cuenta de que su vida, la de su familia y la de Razz Berry estaban destinadas a juntarse. Así fue como la perrita de la caja de cereal fue adoptada por una nueva familia, que la adora y cuida como nadie más.

FB: Riverside County Animal Services

¡Es cosa de verla en las fotos para notar su tranquilidad y felicidad!

Puede interesarte