Por Camilo Fernández
22 febrero, 2018

Este perrito no conoce la palabra imposible.

En un actos de valentía o estupidez, hay pequeños que se creen gigantes y pueden combatir contra quien se les cruce por delante, algo así como David versus Goliath. Si bien es una actitud loable, a veces no queda nada más que aceptar vas a perder, aunque valga la pena pelear.

Con toda la valentía del mundo, Lilly, un chihuahua de solo 2 semanas de vida encontró alguien fuera de su rango para jugar, un Gran Danés llamado Vago.

Youtube @ebooAngel72

A esto se le conoce como el “síndrome del perro chico”, según relata weloveanimals, y que es algo común en los pequeños caninos. Trata que los perros chicos, equivocadamente creen que son más poderosos que los más grandes. 

Youtube @ebooAngel72

Como un guerrero sin miedo, a este chihuahua no le importó el tamaño de su contrincante y es pura actitud y arrogancia. Por otro lado, Vago actúa con gentileza ante su contrincante inesperado.

Este es uno de los jugueteos entre perros más tierno y dispar que vayas a presenciar.

Puede interesarte