Por Camila Londoño
17 marzo, 2016

¡Es la mejor cliente! ¿Pero por qué lo hace? Esperamos que sea por antojo y no necesidad.

Al frente de un restaurante de mariscos llamado Lighthouse Seafood Restaurant (en Wicklow, Irlanda) vive una foca llamada Sammy. Aparentemente, Sammy sale todos los días del agua y cruza la calle para llegar al restaurante. El menú le atrae tanto, que prefiere arrastrarse por la vía antes de cazar algún pez dentro del agua. ¿O acaso le hace falta comida en el océano? También puede ser una triste posibilidad, pero de todo corazón, esperamos que esté más relacionado a la primera opción.

Sammy tiene muchas agallas, pues no cualquier foca se atreve a cruzar una calle.

seal-crosses-road-seafood-restaurant-sammy-ireland-7
Fuente

Aunque un empleado del restaurante intenta llevarla al agua gentilmente con una silla (SIN PEGARLE), Sammy no se rinde.

¿El plan B? Lanzar un trozo fresco de pescado. Sólo así, la foca sale «corriendo» al mar.

Pero unos minutos después, se asoma de nuevo. ¡Ella siempre quiere más!

Tal vez, la razón por la cual Sammy visita el restaurante, es porque es lo suficientemente inteligente para entender que allí tienen grandes cantidades de peces exquisitos (eso esperamos).

Puede interesarte