Por Moisés Valenzuela
2 octubre, 2018

Navegó por distintos países y registró puestas de sol, tormentas eléctricas, noches estrelladas, amaneceres y lluvias.

El mar y las puestas de sol sin duda inspiran a muchos. A todos nos gusta pasar una tarde en la arena, a orillas de una playa viendo el horizonte y mirando el cielo. Pero, ¿te imaginas hacerlo durante treinta días? Sería fantástico. 

Eso mismo pensó Jeff, un fotógrafo que, sabiendo que para nosotros es imposible pasar casi un mes frente al mar, se tomó el trabajo de fotografiar por treinta días el océano y el cielo, para luego juntarlo todo en un clip que tiene a miles de usuarios en redes sociales con la boca abierta. 

Youtube

Jeff, que publica sus producciones en su canal de Youtube, decidió que tendría una gran aventura junto a su cámara: viajaría en barco por el Golfo de Adén, el océano Índico, Sri Lanka, el Estrecho de Malaca, Singapur y Hong Kong. ¡Vaya ruta!

El hombre amarró su equipo a una de las barandas del navío y no dejó de tomar fotografías durante todo el viaje. Recaló en puertos, se adentró en los océanos, soportó lluvias y vientos pero obtuvo lo que quería: más de 80,000 imágenes que al juntarlas dejan a cualquiera sin aliento. ¡Es realmente maravilloso!

Instagram / Jeff HK

En el clip que Jeff compartió, se puede apreciar cómo durante su viaje capturó puestas de sol, tormentas eléctricas, noches estrelladas, amaneceres y lluvias. Un registro increíble y emocionante de lo que la naturaleza hace sobre nuestras cabezas.

Youtube

“Un timelapse de 30 días, cerca de 80,000 fotos combinadas, 1500 GB de proyecto. Navegar en mar abierto es una experiencia y un sentimiento único. Espero haberlo capturado y compartirlo para que todos lo vean”, indicó el fotógrafo en la descripción de su video.

Youtube

Miles de usuarios, luego de ver el registro, han agradecido el trabajo de Jeff. “Es el video que te hace sentir más cerca del cielo en Youtube”, dijo uno de ellos. Lo entendemos perfectamente. Realmente es un video cautivador.

Puedes revisar a continuación el clip que muestra en todo su esplendor nuestra naturaleza. Pero te advertimos: quedarás sin aliento.

Puede interesarte