Rápidamente tomó su celular y grabó el descubrimiento.

Las arañas lobo suelen caracterizarse por ser bastante curiosas e inofensivas si no son provocadas. Suelen vivir en hábitats tanto costeros como de interiores, y las hembras, como la mayoría de las madres, siempre están pendiente de sus hijos y se hacen cargo de ellos hasta que alcanzan la madurez suficiente para independizarse.

Y precisamente una de esas arañas fue la que encontró Lisa Van Kula Donovan en su jardín.

Al verla, pese a que tiene un tamaño enorme y a la mayoría de la gente le daría pánico aproximarse, no dudó en acercarse a ella e incluso la tomó en sus manos. Fue justo en ese momento en que se dio cuenta de que la araña tenía la espalda bastante extraña y parecía hinchada.

Storyful Rights Managements

Pero pronto descubrió que no era su espalda lo que le daba ese aspecto…

Sino cientos de arañas bebés acurrucadas.

Storyful Rights Managements

Rápidamente tomó su celular y grabó un video de lo que para ella parecía ser un hermoso descubrimiento. “Una de las mejores cosas que he visto de cerca”, escribió la mujer en su publicación de Instagram donde le mostró a todos sus seguidores el enternecedor hallazgo.

Luego de tomar a la araña madre, cuando parecía incómoda, la dejó en el pasto para que estuviera más segura junto a todos sus bebés

Storyful Rights Managements

 

De acuerdo al Daily Mail, este tipo de aras arañas son famosas por ser madres cariñosas, pues llevan un saco de huevos -que luce como un globo de seda redondo- unido en el extremo del abdomen, lo que permite a la araña llevar a sus bebés que están por nacer. En este tiempo, se mantienen en una posición más elevada para no arrastrar a los huevos y aún así pueden cazar.

Luego de que nacen los bebés, la araña los carga en su espalda uno por uno para trasladarse con ellos por varios días, hasta que sean capaces de sobrevivir solos.

Tal como se aprecia en el video:

Puede interesarte