Por Antonio Rosselot
10 septiembre, 2019

Nuevamente, una situación donde el peso de la tradición se enfrenta al maltrato animal. 

Hace tan solo unas horas se terminó la edición 2019 del Festival de San Blas, que se lleva a cabo en el pueblo de Milagro (Navarra, España), donde el pueblo se para completamente para celebrar al santo con rondas de jotas, encierros, verbenas y varias otras actividades llenas de color y alegría. Y como buena localidad navarra, una de estas actividades involucra toros corriendo sueltos por la calle.

Uno de los registros de esta actividad tradicional se hizo viral en pocas horas, ya que uno de los toros que liberaron en el centro del pueblo casi se mete donde no le correspondía. Veamos el registro a continuación:

Este toro, llamado Fugitivo, corría desorientado por las calles de Milagro buscando alguna salida. Una vez que llega al final de la calle y se da cuenta de que no hay por dónde escaparse, posa sus ojos en la ventana abierta de una casa del sector.

CEN / BegoSarabiaMoreno

En un abrir y cerrar de ojos, Fugitivo ya estaba encaramándose por el muro para entrar a dicha casa por la ventana, en una jugada que horrorizó a todos los presentes. Uno de los hombres que estaba afuera trató de apartar al toro tirándole la cola para distraerlo, lo que finalmente sucedió.

CEN / BegoSarabiaMoreno

Una vez que el toro se vio distraído de la ventana, volvió a enfocarse en encontrar una salida. Mientras tanto, de fondo se escucha a la gente local diciendo que no lo llamen ni lo golpeen, porque podrían agravar su estado de confusión.

Finalmente, se ve a otro hombre usando una chaqueta a modo de capa para torear al animal, atraerlo y que tome la dirección correcta. Luego de unos segundos de confusión donde casi se concreta el peligro, Fugitivo le hizo honor a su nombre y siguió su errante camino por las calles de Milagro.

CEN / BegoSarabiaMoreno

Nuevamente, una situación donde el peso de la tradición se enfrenta al maltrato animal.

Puede interesarte