Por Josefa Velasco
25 mayo, 2020

Con un peso superior a los 360 kilogramos, este imponente ejemplar sorprendió a los bañistas con un avistamiento matutino.

Si bien luego de esta interminable cuarentena, nos hemos acostumbrado a ver distintos tipos de especies en las calles, en las puertas de nuestras casas o en lugares que solían ser público, pero hoy debido al aislamiento se encuentran solitarios y tranquilos. Y claro, que mejor escenario para los animales que ver las ciudades deshabitadas, los comercios cerrados y los humanos encerrados en sus casas.

Así mismo ocurrió a plena luz del día en las costas arenosas de Melbourne, Florida, donde una gigantesca tortuga Baula salió durante este fin de semana para anidar, a vista y paciencia de los visitantes. Coincidentemente David Rodríguez, investigador de tortugas marinas se encontraba en la misma playa estudiando un nido de tortuga vacío.

@UCFTurtleLab

En ese momento, se le acercó un visitante y le mencionó que había una anidación de Baulas, en el otro lado de la playa, según relato Rodríguez a FOX 13 «No le creí al principio. Miré y vi una aglomeración de gente e inmediatamente pensé eso definitivamente es algo».

Inicialmente se había mantenido incrédulo debido a que no es habitual ver a las tortugas marinas anidando a plena luz del día. «Fue algo así como una anomalía», dijo Rodríguez. «Nunca has visto esas baulas durante el día. Incluso por la noche es una oportunidad. Fue increíble».

@UCFTurtleLab

Inmediatamente al percatarse de la situación Rodríguez comenzó a fotografiar a esta inmensa tortuga de más de más de 360 kilogramos, y luego explicó. «Por lo general, salen de noche, al menos en las playas de Florida cuando no había nadie realmente cerca y nadie podía molestarlos, la única razón por la que la verías en la mañana es por que anidan tarde en la noche, por lo que permanecen hasta las primeras horas de la mañana en la playa».

Por su parte la fotógrafa Shelley Michel, recibió un llamado telefónico, que le notificaba la presencia de la enorme tortuga. Shelley dijo que aún se encontraba en pijama cuando agarró su cámara y su licencia de conducir para ir a la playa.

Shelley captó un video donde se ve de frente a la exorbitante tortuga moviéndose dentro de su nido. «Créeme, es un espectáculo. Ella es hermosa», se le escucha decir en el video. «No puedo creer después de años de intentarlo, finalmente pude ver una«. Según la fotógrafa, la tortuga regresó al mar horas más tarde, cuando la conmoción había bajado.

@UCFTurtleLab

Los más sorprendente fue que este no fue el primer avistamiento de este gigantesco reptil, es más, esta enorme tortuga tiene un nombre, fue etiquetada en marzo de 2016 como ‘Viena por; Loggerhead Marineline Center mientras anidaba en Juno Beach.

@UCFTurtleLab

Las tortugas Laúd o Baula pueden llegar a alcanzar los dos metros de largo y pueden pesar entre 226 kg y 680 kilogramos aproximadamente, quedando en el número uno como la tortuga más grande del mundo, según los funcionarios de Florida Fish and Wildlife.

Ojalá que la naturaleza y sus seres vivos puedan seguir disfrutando del confinamiento, ya que durante años han sido ellos los que deben arrancar o mantenerse ocultos, de las invasivas garras del ser humano.

Puede interesarte