Por Catalina Maldonado
16 noviembre, 2021

Toshka es un oso ya mayor que, luego de trabajar de sol a sol en un circo haciendo espectáculos, fue rescatado y trasladado a un santuario para rehabilitarse del maltrato que sufrió. Si bien en un comienzo tuvo mucha desconfianza, ahora disfruta del sol en su nuevo hogar.

Con el tiempo, la situación de los circos o el utilizar animales para el entretenimiento ha sido una acción cada vez más cuestionada. Si bien los activistas comenzaron con esta cruzada para detener esto, lo cierto es que cada vez son más las personas que reprochan que animales salvajes participen en espectáculos. De esa forma, a través de distintos asociaciones en defensa de los animales, se han dedicado a su rescate y reubicación en santuarios donde por fin descansarán.

Tal es el caso de Toshka, un oso mayor que experimentó todo este proceso que te describimos: pasó 25 años trabajado en un circo, fue maltratado y vivió en condiciones precarias, pero ahora disfruta una nueva vida tras su rescate. 

ViralHog

A través de un video que se ha vuelto tendencia en redes sociales, se puede ver a Toshka en plenitud tras ser rescatado del circo en el que vivió por muchos años en Satanov en Ucrania. Pero no todo fue felicidad en un principio. 

Según detallan en ViralHog, el oso anciano solía tener miedo en sus primeros días en el santuario, donde permaneció oculto durante varios días. Al parecer, 25 años en un circo habían borrado su naturaleza nativa. 

Pixabay

Afortunadamente, el viejo oso comenzó a salir de su zona cuando sintió el amor y la comodidad del personal del santuario, y desde allí que no ha dejado de sentirse feliz por disfrutar de esta nueva vida para sus años dorados. 

“Toshka tenía mucho miedo de la gente: no abandonó los arbustos durante dos semanas”, dijo un miembro del personal. “La mayor parte de su vida fue un oso de circo, pero ahora está aquí para rehabilitación y soporte vital”.

“El cuidado y la atención derritieron su corazón”, dijo otro miembro del personal. “Ahora su pasatiempo favorito es ducharse al sol. Toma una posición sentada y está listo para sentarse durante horas”. 

El rescate para Toshka fue vital para su estilo de vida, pues desde entonces no ha dejado de disfrutar e intentar olvidar sus días en el circo.

Puede interesarte