Por Luis Lizama
6 febrero, 2020

Había sido encontrado con una fractura en el ala, lo que dificultaba su reinserción y preocupaba a las autoridades, pues se trata de una especie vulnerable. Finalmente todo salió bien y pudo volver a su hogar, en la cordillera chilena.

Los animales, en todo su esplendor, con el correr de los años, se han visto amenazados a raíz de la presencia humana. Lamentablemente algunos están al borde de la extinción, mientras que otros están bajo la lupa. Caso especial son las aves, pues algunas han sabido adaptarse, pero muchas corren peligro constantemente.

Este halcón peregrino, una especie vulnerable, fue encontrado hace algunos meses con una fractura en su ala. Afortunadamente pudo recuperarse y fue reinsertada en su hogar, la cordillera chilena. Al fin volvió a casa. 

SAG

El Servicio Agrícola y Ganadero de Chile, puntualmente de la Región del Maule, se hizo cargo de su traslado tras haberla encontrado el pasado 10 de noviembre. 

Su estado era preocupante, pues tenía una de sus alas fracturadas y es una especie en un estado preocupante.

SAG

Lo evaluaron y llevaron hasta un centro de rehabilitación momentáneo, donde profesionales de la ciudad de Talca lo atendieron y estabilizaron. Posteriormente fue trasladado a Chillán, donde comenzó un intenso tratamiento para recuperarse, según informa Diario El Centro.

El Centro de rehabilitación de fauna silvestre, de la Universidad de Concepción, fue el que terminó por completar su puesta a punto. 

“Fue un proceso exitoso que duró un poco más de dos meses, lo cual es súper bueno porque en corto tiempo lo logramos recuperar su herida y devolverla a su hábitat natural, sin que se comprometan sus capacidades instintivas naturales”.

Relató Rodrigo Villalobos, veterinario de SAG Talca.

Los peregrinos son una especie de halcones rapaz, de tamaño relativamente pequeño. El color amarillo es común en su pico y alas, siendo fácil de identificar.

Se distribuye ampliamente en las zonas cordilleranas y pre-cordilleranas de Chile, lugares donde puede observar de mejor manera a sus presas.

Punto aparte es su velocidad. Al detectar una presa, puede alcanzar velocidades superiores a los 300 km/h, siendo de las aves más rápidas del continente. 

SAG

Cabe destacar que, en esta institución, que realiza diversas labores, este tipo de tareas son bastante comunes. La recuperación y reinserción de especies es una misión importante. 

Afortunadamente para este espécimen, pudo volver a su hogar y a hacer su vida normal. Tras pasar un par de meses en el hospital, ya está listo para seguir dando vida a la salvaje cordillera chilena.

Puede interesarte