Este perro perfecto estaba destinado a ser parte de esa familia.

En Connecticut, Estados Unidos, se está hablando de un personaje muy especial. Duke, un amigable perro que fue rescatado por una familia hace 6 años, les devolvió el favor con creces una dramática noche. Todo partió cuando llegó exaltado a la habitación de sus amos, saltó sobre la cama e intentó llamar su atención. Los dueños de casa, se dieron cuenta que el perro les trataba de decir algo y tras pensarlo unos segundos, se levantaron a ver a su pequeña hija de dos meses.

Lo que encontraron en la cuna de la niña podría haber cambiado sus vidas para siempre, si es que Duke no hubiese interferido.

Para que sepas como continúa la historia, ve el video a continuación:

httpv://youtu.be/29BKNubuVQo

Original

Puede interesarte