Por Maximiliano Díaz
29 enero, 2018

Ni siquiera podían ponerse de pie por las quemaduras de sus patas.

Hace apenas poco más de un mes, California vivió una serie de incendios forestales que fueron, probablemente, los más fuertes que han habido en la historia del estado: las llamas, intensas y casi imposibles de apagar por cualquier cuerpo de bomberos, terminaron por acabar con una buena parte de los cultivos, más de 8,000 edificios, y la muerte de 44 personas. Sin embargo, en medio de la desesperación por sobrevivir ante el fuego, muchos ignoraron que esta terrible catástrofe también había dañado a mucha de la fauna silvestre del estado. 

Youtube/CDFW

Ése fue, desgraciadamente, el caso de este par de osas pardas, a quienes encontraron moribundas en el bosque nacional Los padres, al sur del estado.

Una de ellas había sufrido lesiones tan graves producto de las quemaduras, que se mantenía recostada por las heridas que tenía en sus 4 patas; la otra estaba a punto de dar a luz. Y los doctores, al ver que las quemaduras que tenían eran de tercer grado, decidieron tomar medidas de manera inmediata.

Youtube/CDFW

Hace algún tiempo, unos médicos brasileños se volvieron muy populares por utilizar exitosamente pieles de pescado esterilizadas para tratar quemaduras en humanos.

Así que los veterinarios de California decidieron hacer lo mismo, y cubrieron las patas de los osos para darles este increíble tratamiento.

Youtube/CDFW

La piel de tilapia, el pescado seleccionado, es bastante buena para las quemaduras, ya que contiene un alto nivel de colágeno, y éste contribuye a la rápida cicatrización de las heridas. Sin embargo, y a pesar de que en humanos éste suele ser un método efectivo, el hacerlo con estas osas resultaba algo completamente experimental

Youtube/CDFW

Ambas ya se están mejorando, pero es importante destacar que la piel de pescado es apenas la punta del iceberg en esa historia: también las vendaron con hojas de maíz, les dieron tratamiento de acupuntura, quiropraxia y neuroestimulación, terapia electromagnética y con láser frío. Todo esto, según un comunicado oficial de la Universidad de California en Davis.

Puede interesarte