Por Florencia Lara
19 enero, 2022

Un pequeño can estaba dando un paseo con su amo, cuando a lo lejos vio a unas aves que llamaron particularmente su atención. El animal no dudó en escapar y correr sobre una lagunilla cubierta en hielo, poniendo su vida en peligro.

Una de las gracias de Nueva York en la época de invierno, es la cantidad de nieve y sus lagunas congeladas que crean un hermoso paisaje, el cual atrae cientos de turistas año a año. Pero, no solo los humanos se ven atraídos por este tipo de clima, sino también un pequeño shih tzu que por ir a jugar en la nieve, casi estuvo al borde de una tragedia.

Daily Paws

Un hombre residente de Plainville, Nueva York, decidió disfrutar del nevado invierno que le ofrecía su ciudad. Tomó la correa de su mascota y juntos salieron a dar un paseo por la manzana mientras observaban el bello paisaje.

Todo iba bien, hasta que el perrito de raza shih tzu tuvo una gran distracción. El pequeño canino, observó a lo lejos, unos gansos que se encontraban caminando sobre una laguna congelada. El instinto del animal le pidió a gritos que corriera tras las aves para así cazarlas. De un segundo a otro, el pequeño peludo escapó de las manos de su amo, a la velocidad de la luz.

El pequeño can logró llegar a la laguna, pero no a su objetivo. Cuando se encontraba en el sector, el perrito quedó atrapado. Al correr a toda prisa, al animal se le había olvidado que atado a su collar, se encontraba su correa. Fue justamente el mando de esta que quedo atorado en uno de los hielos de la laguna, viéndose imposibilitado de salir.

Daily Paws

El dueño del can, no tenía oportunidad de rescatar a su mascota, ya que las capas de hielo que se forman sobre el agua muchas veces no resisten el peso humano. Por la misma razón, el sujeto llamó a la unidad de rescate animal de la ciudad, antes de que ocurriera un tragedia.

Los rescatistas no tardaron mucho en llegar. Primero se vistieron con ropa térmica especial para soportar el frío en caso de que cayeran al agua. Luego avanzaron por la laguna, llegando hasta el can y desatorando su correa. Finalmente guiaron al perrito hasta su dueño.

Daily Paws

Gracias a la rapidez de la unidad y al llamado de emergencia del dueño, el tierno, pero travieso shih tzu, no tuvo secuelas algunas y se encuentra sano y salvo.

Puede interesarte