Por Lucas Rodríguez
9 octubre, 2020

Todos decimos que nuestros perros estarán siempre ahí para nosotros. Viendo la manera en la que estos cachorros se esfuerzan por salir bien en la foto, dudamos de si le estamos exigiendo lo suficiente a los nuestros.

La relación entre mascotas y dueños, es lo que está en el centro del vínculo que hace que nuestra sociedad tenga un espacio reservado para perros, gatos, conejos y los demás animales que algunas personas insisten son mascotas viables (no insistan con sus peces o serpientes, si la cosa es muy simple: un animal que no te reciprocará el cariño que le das, no es una mascota y punto). Mientras que nosotros les damos comida, refugio y cariño, nuestras mascotas nos dan compañía, seguridad e incluso, la ayuda necesaria para llevar a cabo nuestro día a día, en el caso de los perros lazarillo. 

@verpinscht

Gracias al internet, hemos descubierto que hay algunos cachorros que han llevado este intercambio aun más lejos. Ellos no solo están contentos alejando a los posibles malechores de la casa de su dueño, sino que también asumieron un rol de lo más activo en una de las actividades modernas donde más figuran: la toma de fotografías para redes sociales. 

@verpinscht

Los tres canes de verpinscht, un instagramer con más de 80 mil seguidores, no solo son los protagonistas indiscutidos de su contenido, sino que también, son co productores de ello.

@verpinscht

Decimos esto porque aparte de posar maravillosamente para las fotografías, los tres canes viven haciendo sugerencias de estilo y maneras de tomar la fotografía. En un cómico video los vemos sugiriendo cosas como abrazarse uno al otro, combinar sus abrazos, o ponerse uno encima y el otro por debajo del perro más grande de los tres, quien asumió el rol de quien sostiene toda la empresa. 

@verpinscht

Vanessa y Rafael, ambos de Colonia, Alemania, se jactan de ser los entrenadores de tan activos canes. Su primer meta era enseñarles a hacer poses divertidas para las fotografías. Pero rápidamente se dieron cuenta que la efectividad de su entrenamiento significó que los mismos momentos de preparación eran tanto o más atractivos visualmente para sus seguidores. 

Por esto fue que decidieron probar grabando uno de los detrás de cámaras de sus cachorros. El resultado fue devastador. La manera en la que el pequeño pincher negro pasa las manos por detrás de la espalda de su amigo es encantador. Cuando se le suma al mestizo intentando hacer lo mismo, a pesar de su muchísimo mayor tamaño, la cosa ya se transforma en un verdadero sketch de comedia. Quien hubiera dicho que algo así de cómico podría venir de Alemania. 

 

 

Puede interesarte