Por Macarena Faunes
19 julio, 2019

Al ver al animal, los bañistas de la isla griega Eubea comenzaron a tirarle piedras tras pensar que se trataba de un tiburón, pero en realidad era un pez espada en labor de parto.

Si estas disfrutando de tus vacaciones en una paradisíaca costa y ves a un inusual animal que te da miedo, lo que debes hacer es alejarte de este y dejarlo ser libre en su hábitat natural. Pero JAMÁS debes matarlo, sobre todo si no te está haciendo ningún daño. Un error lo comete cualquiera, pero el siguiente no tiene razón ni explicación.

Turistas que se encontraban en la isla griega Eubea, en la ciudad de Calcis, mataron a pedradas a un pez espada tras confundirlo con un tiburón.

Am.com

El animal marino fue hasta esta costa para dar a luz, momento en el que la multitud se dio cuenta de su presencia y comenzaron a lanzarle piedras.

Am.com

El escalofriante video fue registrado por uno de los presentes, y en 5o segundos se ve cómo decenas de personas intentan atraparlo para agredirlo.

Am.com

Los visitantes terminaron la agresión cuando se dieron cuenta de su error, pero el pez espada recibió tantos impactos que ya había fallecido.

Am.com

Según Greenpeace, estos animales están en lista roja por su peligro de extinción debido a la sobrepesca. Estefanía González, coordinadora de pesca del programa de océanos de Greenpeace Andino, comentó a La Nación, que lo mismo sucede con los tiburones, el otro mamífero supuestamente involucrado en este cruel ataque.

«La situación es tan grave que hoy muchas especies de tiburones están en peligro de extinción y algunas poblaciones han disminuido hasta en un 99% debido a la actividad humana. Muchos de ellos son capturados cruelmente y otros quedan atrapados entre las redes o en líneas kilométricas de anzuelos destinadas a otros animales marinos como el pez espada».

-Estefanía González, coordinadora de pesca del programa de océanos de Greenpeace Andino-

Este pez espada sólo quería dar a luz tranquilamente, pero una vez más por la mano del hombre todo este proceso termina en sufrimiento. Aunque de verdad se hubiese tratado de un tiburón, jamás debemos quitarles la vida sólo por el hecho de parecer peligrosos. Ojalá que la conciencia deje tranquilos a todos los que levantaron una piedra contra este animal.

Puede interesarte