Por Maximiliano Díaz
22 enero, 2018

Ahora está hundido a más de 100 metros bajo el agua, y se espera que la contaminación alcance más países.

Hace apenas cuatro días, un barco petrolero terminó de hundirse en China oriental, dejando cae una parte importante de su carga, y con ella una mancha en el mar. Los residuos, que en un principio no se sabía cuánto llegarían a cubrir, ya han triplicado su alcance, y ahora cubren más de 300 km², según los datos entregados por el gobierno de Pekín.

Durante el domingo por la noche, la administración china de océanos emitió un comunicado que anunciaba que tres capas de hidrocarburos fueron detectadas en el mar. Éstas medían 332 km² en total. Durante la tarde del miércoles, la misma organización emitió un comunicado que decía que la marea negra se extendía sobre 101 km².

Reuters

El barco, bautizado como «Sanchi», transportaba consigo 136,000 toneladas de hidrocarburos ligeros, se hundió el pasado 14 de enero tras haber estado quemándose durante una semana entera. La razón fue un choque contra un barco carguero. Estaban a unos 300 kms. al este de Shanghái. 32 marinos murieron en la catástrofe.

Ahora, el barco está a 115 metros bajo el mar, y se desconocen la cantidad de contaminantes que restan en su interior, ya que, además de la carga, el barco también tenía una capacidad de 1,000 toneladas de diésel pesado, solo para hacer funcionar su maquinaria.

AP

Ahora, la administración oceánica alertó que la marea contaminada se desplaza hacia el norte, debido a los vientos y las corrientes; y amenaza con contaminar las costas de Corea del Sur y Japón. 

Puede interesarte