Por Camila Cáceres
18 noviembre, 2016

“Estábamos trabajando con científicos para que nos ayudaran a encontrar estas ranas. En la que decidimos fijarnos, vivía en una pequeña poza en la que también había una serpiente, la más venenosa del mundo…”

A pesar de lo que mucha gente imagina, filmar un documental de animales no se trata sólo de disfrazarse bien con la tierra y apuntar la cámara hacia todo lo que se mueva. Muchas veces hay mucho peligro en este trabajo, sobre todo cuando se está en terrenos inexplorado por otros humanos, desconocido. No hay reales caminos y el riesgo de caerse por un agujero o una poza profunda es muy real, y eso sin mencionar que lo mismo que buscas puede ser la causa de tu muerte.

Así es como este dedicado camarógrafo acabó arriesgando su vida mientras buscaba el acercamiento perfecto a una rana de cristal, en el mismo hábitat donde vivía una serpiente terriblemente venenosa.

Y todo para lograr esta foto:

BBC
BBC

Y por supuesto, la filmación del enfrentamiento, que ya veremos durante esta temporada de Planeta Tierra.

Emma Napper, productora de “Junglas”, se lo contó todo a The Express:

“Estábamos trabajando con científicos para que nos ayudaran a encontrar estas ranas. En la que decidimos fijarnos, vivía en una pequeña poza en que también había una serpiente, la más venenosa del mundo. Y aún así el camarógrafo vivió en esa poza por poco menos de tres semanas, filmándolo hasta que llegó esa avispa para tratar de comerse sus huevos. Ese pobre camarógrafo no tuvo descanso. Era una poza gélida y húmeda con una serpiente venenosa dentro. Pero espero que haya valido la pena para él filmar este drama”.

Eso sí que es tener vocación.

Puede interesarte