No sabemos si este ciervo buscaba llamar la atención del perro, quería ser su amigo, lo estaba cortejando o simplemente quería mostrar al mundo lo excelente bailarina que es. Este ciervo hembra tiene unos pasos y energía dignas de Michael Jackson e incluso podría participar de un programa de talentos.

El video lo dice todo, está totalmente cómoda, bailando y chapoteando dentro de un riachuelo, en compañía de un golden retriever. Se acerca al perro en reiteradas ocasiones, pero éste no muestra el más mínimo interés en socializar. ¿A qué se debe tanto menosprecio? El perrito, simplemente, prefiere buscar piedras.

httpv://youtu.be/M0UapMLF2UY

Puede interesarte