Por Fernanda Peña
20 abril, 2017

En un momento parecía que el dron iba a ser aspirado por el extraño fenómeno.

En el condado de Napa, al sur de California, tienen uno de los siete lagos artificiales más grandes del estado: el embalse Berryessa, que se abastece de la presa Monticello y es el hogar de este legendario “Hoyo glorioso”.

Y es legendario porque, a pesar de sus 22 metros de diámetro y 100 metros de profundidad, el hoyo no había sido avistado desde hace más de una década por la insistente sequía que afectó al condado de California.

Pero a raíz de las lluvias de febrero, este año el lago ha vuelto a alcanzar los niveles de agua deseados, dejando ver el “Hoyo glorioso” una vez más.

A diferencia de hace 10 años, hoy contamos con la tecnología adecuada para explorar esos lugares de difícil acceso, y es por eso que un ciudadano se animó a sobrevolar el hoyo con su dron.

Aunque su impresionante apariencia puede intimidar u  poco, en realidad el “Hoyo glorioso” salvaguarda el condado de Napa. Dado que el embalse ya alcanza los niveles de agua máximos, este vertedero evacúa 1,3 millones de litros de agua por segundo y mantiene la presa nivelada.

Rumble

Las imágenes captadas por el dron son realmente hermosas e hipnotizantes. Incluso hay un instante en el que parece que va a ser aspirado por el hoyo. Gracias a la tecnología, hoy podemos avistar este tipo de fenómenos sin necesidad de trasladarnos cientos de kilómetros.

¡Todo un espectáculo!