Por Catalina Maldonado
19 noviembre, 2021

Si bien su visita no pasó a mayores y todos estuvieron a salvo, la llegada de este oso se volvió tendencia por la forma en la que actuó: muy tranquilo revisó los contenedores de paletas y se mantuvo en la puerta. Eso sí, la vendedora del turno de noche no paraba de gritar.

Cuando nos imaginamos en un turno de noche —y como sucede en muchas películas—, nos esperamos que nos entren a robar o que ocurra alguna tragedia, pues ya sabemos que la imaginación siempre juega malas pasadas. Sin embargo, creo que un oso es de esas buenas, y a la vez malas sorpresas.

Así lo vivió una vendedora de golosinas en una gasolinera, quien mientras trabajaba tranquilamente en un turno de noche, fue visitada por un enorme oso café que buscaba comida desesperadamente. 

TikTok @fmunna83pk

A través de un video que publicado en TikTok, se puede ver como animal hace un accidentado ingreso por la puerta principal de un 7-Eleven —una conocida gasolinera en Estados Unidos— y le da el susto de su vida a la trabajadora en ese momento.

Mientras ella intentaba ahuyentar al oso, este hacía valer su inesperada visita y se mantuvo en la puertas para “analizar” qué productos podría llevarse para comer. Con la máquina dispensadora de gel antibacterial activada, el animal encontró un congelador.

TikTok @fmunna83pk

Intentando hurgar en la congeladora que se encontraba cerca, y acompañado de los gritos de la mujer, al poco rato el oso perdió el interés por encontrar comida en ese lugar y comenzó a mirar a su alrededor para buscar alguna otra provisión.

Ese fue un momento muy angustiante para la vendedora, quien no dejaba de gritarle al oso que se marchara. Al poco rato, el animal “hizo caso” y se marchó de la estación para saciar su hambre en unos contenedores de basura a las afuera, según indicó el diario estadounidense Independent.

Si bien la mujer fue criticada por gritarle al animal en modo de defensa, lo cierto es que es una de las formas más recomendadas de lidiar con este tipo de animales. Según se indica en el mismo medio, hacer ruidos como aplaudir, silbar o hasta cantar puede servir como modo de ahuyentar a un oso si te enfrentas a uno. Sin embargo, también recomiendan retroceder lentamente y no establecer contacto visual.

Por lo menos el oso se comportó. 

Puede interesarte