Por Romina Bevilacqua
15 enero, 2016

Fue amor a primera vista.

Era primavera, el clima estaba cálido, las flores teñían el jardín de colores y aparentemente el amor también estaba en el aire. El dueño de una coneja llamada Pup, decidió abrir el ventanal de la sala de estar para que entrara aire fresco, pero lo que entró a la sala fue cupido. Allí paseando por los alrededores de la casa había un conejo salvaje, que al ver a Pup dentro de casa inmediatamente sintió el flechazo.

Embobado por su evidente belleza, el conejo se acercó a ella y se encontró con un gran obstáculo: una malla de mosquitero separaba a los tórtolos.

httpv://youtu.be/K4N5S90jJSU

El conejo salvaje mostraba todas las señales de querer entrar y consumar su amor, pero era imposible

Desilusionada ante la situación, la coneja decide rendirse mientras él continúa mirando esperanzado desde el otro lado del mosquitero


Según la descripción del video, era época de reproducción para los conejos salvajes, así que es muy posible que este galán haya tenido segundas intenciones con la coneja de mascota, sin embargo no habrían podido procrear ya que ambas especies son genéticamente diferentes.

Estos jóvenes probablemente hayan sufrido su primera desilusión de amor.

Puede interesarte